Breves

¡Vaya semanita!

Parece que las aguas vuelven a su cauce aunque este cauce no está ni canalizado ni muy limpio y no ofrezca garantías contra futuras lluvias.El Banco de España exige a Bancos y Cajas que reduzcan el precio al que tiene contabilizadas sus inversiones inmobiliarias ( no muy voluntarias) en un 20%. Una exigencia de realismo dada la rigidez del precio de la vivienda en comparación con otros lugares; pero no solo eso. Esta exigencia del regulador va a espolear los movimientos de consolidación del sector financiero y en buena hora. Por otro lado ya nadie se fía de los planes del gobierno español y le reprochan, de manera vacua y sin contenido, de no tener planes. Y, sin embargo, no era dificil saber lo que había que hacer y en qué orden. Les recuerdo lo que dije en el pasado abril.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.