Fogonazos IX: Un sueño espantoso

Era la noche anterior a la final y había tomado una gran cantidad de chocolate para calmarme los nervios. Así que soñé.

Repartidos por una casa deconocida estaban miembros de la familia propia y política. Sueño que despierto de lo que creo es un sueñecito breve y todos ellos tienen una cara muy rara.

Parece que me he dormido delante del televisor y que a mi alrededor todo el mundo pretende que hablan de otra cosa aunque no pueden disimular la pena. Me doy cuenta de que hemos perdido la final y casi me alegro de no haberla visto.

Pero hablo con algunos de los jóvenes, con otros de los no tan jóvenes y con una tía de mi mujer bastante mayor. No entiendo su expresión glacial. Algo me ocultan pienso. Al fin y al cabo no es tan grave haber perdido otra final.

Pero parece que haya algo más. Poco a poco mi mente se calma y me doy cuenta de que están tristes porque he muerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.