• Artículos

    Y los años fueron pasando II: El eco de Bilbao

    A medida que la cara de mi cardiólogo iba tornándose más sonriente, más tranquilo me sentía yo y también menos inclinado a perseguir ese granel que me había acompañado durante años en la esperanza de que de él surgiera algo selecto. La alegría de seguir viviendo me ayudaba a disfrutar de la vida cotidiana y de aquellos amigos que la conformaban.

  • Artículos

    Y los años fueron pasando I: Dispersión

    El infarto cambió mi vida. No se muy bien cómo, pero no se podrá escribir mi obra póstuma sin hacerme una idea de ese cambio desde el 2011 hasta la siguiente estancia en el hospital hace unos cuatro años. Se había acabado ya el psicoanálisis, la FUE se fue convirtiendo en la sede de unas tertulias interesantes pero no obligatorias y la Carlos III ya no representaba nada para mi aunque seguía asistiendo, a invitación del Rector, a los actos obligados del curso correspondiente.

  • Artículos

    Segundo Decenio VIII: El Infarto

    En cierto sentido la aventura del Expalador de Neutrones me hizo vislumbrar una forma de vida, estilo bussineslike, que nunca me había interesado en sí misma pero que después de fracasar en ella comenzó a interesarme como posible actividad selectiva aunque no parezca tenga nada de granel.Y esta evidencia de que puede haber otra vida diferente de la que yo había vivido influyó en el resto de mi vida. Pero no fue determinante pues ocurrió algo que lo condicionó todo. Me refiero al infrato que sufrí en el Empordà en Agostó del año 2011.

  • Artículos

    Segundo Decenio VII: El Espalador

    Este segundo decenio es el origen de una nueva vida. No solo el juicio al que fui sometido me sujetó fuerte sino que, además, los siete años de psicoanálisis, de los que ya he hablado, y el inicio de un cierto relato nuevo significaron el alumbramiento de una nueva vida fuera ya de de condicionantes juveniles o, en todo caso, anteriores a estos dos decenios pasados en Madrid.

  • Artículos

    Segundo Decenio VI: Hacia un nuevo relato

    La entrada anterior terminaba con mi afirmación de que esa Crónica de una crisis no era una producción a granel sino un producto selecto. Sin embargo esta afirmación no es del todo cierta ya que mis comentarios sobre la política económica o las circunstancias de esa crisis necesitaban una prosa accesible para todo lector mínimamente al tanto de las noticias de esos años y con un conocimiento económico mínimo.

  • Artículos

    Segundo Decenio V : Crónica de una crisis

    Esa tranquilidad me permitió centrarme más en mi trabajo en la empresa Recoletos y en el periódico salmón Expansión que esta seguía publicando así como en las reuniones de tarde que tenían lugar con una frecuencia laxa en la sede de la FUE. Por una vía u otra mis inclinaciones intelectuales de siempre comenzaron a deslizarse hacia la aplicación de mi capacidad intelectual a temas de economía general, sobre cuyos fundamentos yo creía estar al tanto, y a asuntos más bien filosóficos y culturales. Así nacieron casi simultáneamente Crónica de una Crisis y Hacia un Nuevo Relato.

  • Artículos

    Segundo Decenio IV: Otras actividades

    Si efectivamente un día aparece mi obra póstuma deberá contener un buen resumen de esos siete años, contenidos en este segundo decenio, en los que dediqué una hora al día, tres días a la semana, al examen de mi psique bajo la tutela de la que a mí me pareció una gran psicoanalista, cuyo despacho no estaba lejos de la sede de la FUE, cuyas actividades tuvieron que acompasarse con el horario clínico que siempre se iniciaba a la media hora de salir de casa.

  • Artículos

    Segundo Decenio III: la FUE

    La Fundación Urrutia Elejalde (FUE) es una pieza importante de esa posible obra póstuma que trato de pergeñar. En cuanto a su lugar en el tiempo parece claro que podría haberla comentado en el primer decenio pues su nacimiento, al que dedico la última entrada de esa época, así como sus primeras andanzas, ocurrieron años antes de ese juicio a mi honradez al que me he referido con cierta amplitud.

  • Artículos

    Segundo Decenio II: Expansión

    Mi colaboración con el periódico salmón Expansión comenzó antes de este segundo decenio, cuando la llamada de ayuda al BBV por parte de su presidente redundó en mi introducción en el que más tarde sería el Consejo Editorial y que, en ese momento, no era sino un lugar de encuentro entre la redacción y yo como representante de algunos de los socios.