Breves

Mirada descataratarizada

gato negroLes doy miedo a los gatos negros que retroceden de culo cuando fijo mi mirada descataratarizada en sus ojos amarillentos. Este es el único pensamiento de hoy durante mi paseo matinal por primera vez sin gafas de sol. Este paseo comienza puntualmente a las ocho A.M. con un cierto airecillo y se acaba a las nueve, solo una hora después pero con mi camiseta completamente bañada en sudor. Hoy lo he terminado justo a tiempo para comprar los «diaris» y una bolsita clandestina de rosquitas de anís que ingiero con excesiva rapidez en cuanto llego a casa y todos duermen todavía, algunos con el aire acondicionado en marcha. Comienza bien el día, tener un pensamiento es ya todo un éxito. Un éxito que puede agrandarse cuando estudie con cuidado la pertinencia de la comparación entre el número de conexiones neuronales (500 trillones) y el de las hojas de todos los árboles de la Amazonía que se supone es del mismo orden de magnitud que el de las susodichas conexiones. ¿Cuántas de esas he usado para alumbrar mi pensamiento sobre gatos negros?

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.