Artículos

¿Me confundí?

Mi intento de Metanálisis Financiero no ha tenido mucho éxito. Predije bien el comportamiento del Banco Santander en la presentación de resultados y no me confundí demasiado en cuanto al deseo profundo de su Presidente de convertirse en algo más, y de naturaleza distinta, que un simple Presidente de banco. Ha querido convertirse en un dominador de la opinión y echar una mano a España, pero hoy ha tocado sus límites. No es todopoderoso, pero pasará al a historia de la Banca como uno de los más exitosos banqueros de la Historia. Sin embargo, si siguieron mi consejo y vendieron todo para comprar «santanderes», no me lo perdonarán nunca. Jamás mi flamante Metanálisis Financiero hubiera predicho que hoy el BBVA iba a quedar mejor que el Santander al descender menos ( un 7.54% frente a un 9.40%). Pero es que tampoco soñaba yo en la caída espectacular de la confianza internacional en la economía española. Pensé y así lo dije que Campa podría explicar la verdadera situación de forma clara y contundente. Me resisto a pensar que me confundí en este punto. Es más bien, pienso, que no le han dejado salir bajo los focos. Estos focos no han iluminado sino a DSK del FMI con sus inevitablemente poco finos análisis, Almunia en su despedida como Comisario de Economía, a Roubini pavoneándose en Davos y a Krugman avisando de los peligros para Europa de un desfondamiento de España. Pero en otras circunstancias no hubieran dicho lo que han dicho estos dos últimos días. Lo que ocurre es que la incertidumbre es de tal naturaleza que es inevitable imaginarse lo peor. Otro sesgo psicológico.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.