Artículos

Más shirimiri

El fragento que les mostré el otro día dejaba ocultas las tres últimas estrofas. Hoy laa añado, pero con una «morcilla» que les reto a descubrir y que dedico a Salvador Barberá (una pista).

Con boina, barba y gabardina,
recorro el paseo Nuevo,
vivo en lo gris y respiro.

Mojado, llego hasta el puerto
y me meto por lo Viejo.
¡Cómo me sabe el buen vino de los cálidos pellejos!

Llueve y llueve. ¡Que se vayan
los hambrientos de una luz que al recortar fija y mata!
En mi país todo es magia.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.