Artículos

Levanto la mano

Sí, levanto la mano para incordiar un poco.

Ayer por la noche la reunión del famoso Andoni fue testigo de discusiones sobre las elecciones a Rector en la Carlos III así como de comentarios sobre las intervenciones de algunos candidatos o de otros miembros del claustro. Dejando éstas aparte,tanto Juanjo como Sam me hicieron sentir que no podía perderme este post de Fdz. Villaverde en Nada es Gratis, una pieza en la que, con su brillantez habitual, elucubra sobre la gobernanza de la universidad en general y, más en concreto, sobre las formas de elegir Rector.

Sus comentarios contra la participación de algún colectivo lejos de ser descabelladas son compartidas por mucha gente. En cambio sus ideas sobre cómo debería hacerse la elección, basadas en lo que ocurre en Penn State (of all places), no me parecen tan indiscutibles.

Por eso levanto la mano y pido la palabra.

Que participe la sociedad, que es la destinataria de los servicios públicos, parecería una idea obvia y, sin embargo, igual no lo es tanto. Se olvida de la Autonomía universitaria, una salvaguarda contra la ingerencia en materia de pensamiento. Cuando éste no es exclusivamente funcional ese presunto privilegio no es estúpido.

Y, por otro lado, creo que podríamos encontrar otros servivcios públicos en cuya ordenación profesional tampoco interviene la sociedad como tal. Por ejemplo los notarios que estos días han celebrado no sé que efemérides y que eligen, entre ellos, a su presidente de cuerpo, aunque no creo que intervengan los empleados de notaría en esa elección.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.