Financiación - Abaco

La financiación

Una vez encontrados los lugares adecuados para tratar de situar los sotabancos en los que escribir la obra póstuma y antes de relacionar cada uno de estos escritorios con el perfil personal mío que pretendo calibrar en cuanto a su calidad, me parece adecuado el tratar de calibrar el coste de esta aventura y dictaminar si me lo puedo permitir o tengo que pedir ayuda financiera.

Partamos del supuesto razonable de que seré capaz de encontrar seis sotabancos por un alquiler mensual de 1.000 euros mensuales cada uno. El gasto total sería por lo tanto de 6.000 euros mensuales o 72.000 euros anuales. Esta es una cantidad un tanto exagerada por lo que sería conveniente encontrar una forma de pagar solo dos meses de cada sotabanco o, lo que es lo mismo, 12.000 euros anuales, algo que yo encuentro razonable y asequible. Ahora bien no es fácil ni conveniente alquilar seis sotabancos en lugares distintos por solo dos meses al año cada uno, además de hacerlo en momentos distintos del año.¿Qué hacer?

El problema se simplifica, a efectos financieros, si fijamos de antemano las fechas de uso de cada sotabanco y nos preguntamos cuanto ahorramos si pudiéramos alquilar cada uno fuera de esas fechas de uso propio: 60.000 euros al año claro está. Sin embargo no es fácil alquilar un habitáculo a un solo comprador por un máximo de 10 meses al año. Lo más sencillo sería acordar un arreglo con una empresa inmobiliaria de la que deberíamos cobrar la cantidad, correspondiente a diez meses al año por cada sotabanco, a un precio mensual de, diqamos, 750 euros. Es decir que recibiríamos al año 45.000 euros de los cuales 12.000 servirían para pagar el coste de los sotabancos utilizados por el autor de esa novela póstuma, mientras que los 33.000 restantes han de ser considerados como gastos generales anuales del proyecto, 5.500 euros mensuales por sotabanco utilizado.

Caben variaciones sobre esta cifra y cabe también que el autor se convirtiera en la empresa inmobiliaria; pero esa cifra es un acercamiento al costo de lo que muchos considerarían un capricho incomprensible ya que esos sotabancos no son obligatorios. ¿O quizá sí lo son ?