Breves

La experiencia de los miniposts

No he hecho más que empezar, ya lo sé. Pero no estoy seguro de que la experiencia sea totalmente satisfactoria. No se tome esto como una tentación de abandonar, sino como una simple reflexión a compartir. Es muy cierto que lo que me llevó a apuntarme sigue vigente:se trata de una forma casi orgánica de dinámica del crecimiento de la enredadera, de forma que uno pude hacerse la ilusión de que no hay límites al crecimiento de su red. Y ello sin necesidad de un centro, cosa muy imortante para alguien como yo que piensa que los centros están siempre asociados a una renta de situación. Pero, y he aquí el posible objeto de conversacion, los miniposts ensucian la página y la hacen no solo menos bella sino, sobre todo, menos inteligible, como si se ecribiera a muchas manos. Sufre mi orgullo de autor y esta confesión no hace sino revelar mi vetustez

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.