Artículos

Keynes y el Postimpresionismo

¿En qué radica lo que podríamos llamar el toque Keynes? ¿Era Keynes impresionista tal como parecía entender el gran Hicks? La analogía es buena puesto que la obra de Keynes como la de Seurat se comprenden bien cuando se miran a distancia. Cada puntito de color puede no ser perfecto, cada idea microeconómica puede no estar mu justificada, pero visto con perspectiva el cuadro general que intentan pintar uno y otro se entiende, makes sense diríamos interpetándo lo que quiere decir Hicks.

Se me ocurre que igual podríamos ir un poco más allá y jugar con la pregunta de si el toque Keynes no sería más bien postimpresionista en dos de sus versiones tal cuales son el sintetismo y el cloisonismo.

Como Gaugin, Keynes descubrió más allá del impresionismo que la impresión general que le interesaba dar podría ser lograda mediante la síntesis de piezas o compatimentos unidos y ordenados de una manera inteligente, sin pretensiones de coherencia sino de impacto, y cada uno de los cuales estaba pintado de una manera nada puntillista sino más bien sobria y flat.

Más que una impresión lo que Keynes quería hacer es completar un puzzle montando piezas de muy distinto origen. Así se entiende mejor el conjunto de su obra mucho más amplio que le Teoria General a la que se refiere Hicks.

Me pregunto si para comprender el mundo económico en lugar de alejarse del escenario de la acción, no habría que acercarse a examinar extrañas piezas aparentemente inconexas para luego utilizar el genio a fin de unirlas de una forma reveladora.

Dicho de otra manera, quizá lo que hay que hacer en macroeconomía no es tanto perfilar con cuidado los microfundamentos, sino juntar piezas heteogéneas con orígenes muy distintos e intenciones muy diversas.

Quizá lo que nos enseña Kynes es que escribir de economía no tiene porqué ser una forma de realato científico, sino un genero literario basado en la experiencia vital de todo tipo.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.