Jamás el tiempo (cont.)

Ya les recité mi poema principal y ahora quiero continuar aunque en sobria e irritada prosa. Que me dejen en paz que tengo que terminar mi obra y no estoy para perder el tiempo en viajes del inserso o en gimnasia acuática. Y lo que me falta para terminar mi obra no es poner en orden mi experiencia vital para adoctrinamiento de otros; sino dejar salir, por fin, mi mensaje interno, esa manera única de mirar que nunca me he atrevido a compartir por delicadeza, por temor a llamar la atención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.