Breves

Jamás el tiempo…

Recogí­a ayer en mi Goulue una especie de oración que musitaba a menudo Vicente Urnieta pero que nunca dejó escrita. En mi rememoración insegura decí­a algo así­: «jamás el tiempo hará en mí­ su maldita obra ni dejaré que las tareas de mi oficio empañen mi visión de águila«. Imposible saber, ahora que Vicente no está por este mundo, si era solo una oración o el comienzo de un poema.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.