Inauguraciones varias

Se me acumulan las inauguraciones de mí mismo. El otro día salí a pasear yo solo por primera vez. Al siguiente, ya solo, caminé hasta la oficina también por primera vez desde hace tres meses. Bueno, en relidad, lo hice en dos etapas pues me paré en la mitad del camino para cortarme el pelo (por primera vez desde el incidente) y adecentarme las cejas que ya estaban realmente boscosas. Anteayer me tomé un vino en una delicatessen con un amigo que tuvo el detalle de invitarme al vino y al jamón que lo acompañaba. Y ayer, acompañado de mi mujer, fuí al cine por primra vez. Creo que ha llegado el momento de celebrar con mi hijos y su madre la cena que les prometí. Tendrá que ser en un japonés para evitar totalmente la grasa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.