Artículos

Inauguración de Curso

El martes pasado se inauguró oficialmente el curso académico en la universidad Carlos III. Acudí conducido por Marisa y con mi corsé (que se está convirtiendo en un chaleco antibalas) disimulado bajo la camisa y reposado sobre una camiseta. A Marisa la ceremonia le gustó por una buena razón: porque daba lustre a una fase de la educación en un momento en que está sufriendo en todas sus fases. Yo tenía que estar para pronunciar la laudatio de Javier Solana a quien la Universidad otorgaba su medalla de oro. Además era la primera vez que salía de casa dejando aparte mis paseos por mi barrio para ir recuperando mi fuerza. Disfruté de la lección inaugural a cargo de Arturo Ribagorda sobre criptografía, sobre el que volveré algún día, y despaché mi tarea con el mayor aseo del que fui capaz. Pero lo que merece la pena destacar es el discurso de aceptación de Javier. Me limitaré ahora a destacar la cita (de no recuerdo qué científico) con la que cerró su intervención. Rezaba más o menos así: si no has cometido errores en tu investigación es que el problema que elegiste investigar era demasiado fácil y eso sí que es un error.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.