Artículos

Iluminaciones. XXIII:Los girasoles desnucados

Los girasoles de los campos alrededor de Foixà están desnucados. Se les han roto las cervicales de tanto tratar de girar la cabeza para seguir con la mirarada un sol elusivo. No es que el cielo se oculte o se disfrace de lo que no es. Lo que ocurre es que estos días el cielo del Empordà aparece como un juego de espejos que se reflejan unos a otros y no sabes en dónde está el verdadero sol. Me recuerda al turbador final de la dama de Shanghai con la figura de Rita Hayworth y su marido repetida al infinito en espejos que a su vez se refejan unos a otros para aturdimiento del girasol Orson Wells.Buscar la verdad (el sol) en un mundo así es meramente una manera de hablar. Disparemos en serio y la verdad se reirá de nosotros o aparecerá… muerta. Si queremos mantenerla viva quizá sea mejor no disputarla mucho y disparar solo con balas de fogueo.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.