Artículos

Horóscopo

Solamente por el horóscopo de Karin Sylveira merece la pena comprar el ABC.

Que la astrologí­a no es cientí­fica está claro; pero tampoco lo es la polí­tica y me empapo todos los dí­as con la incesante lluvia de interpretaciones segadas y parciales. Porque me gusta.

Pues lo mismo con el horóscopo este del que estoy hablando. Es mejor que el kempis para meditar.

Por ejemplo yo, piscis donde los haya siempre nadando entre dos aguas, llevo tiempo bajo la influencia especial de Urano y, claro, me siento revolucionado, cambiado, como en una encrucijada. Pero es que además estos dí­as me influyen también nada menos que Marte, el dios de la guerra, y es bastante cierto que estoy en pie de guerra aunque no les contaré quén es el enemigo; por el Sol, lo que explicarí­a esa arrogancia insólita en mí­ con la que me muevo últimamaente y, para terminar, por el mismí­simo Jupiter que me lleva por la senda del exceso lo que resulta muy pernicioso para mi tensión arterial.

Creo que debo tener cuidado y pensar las cosas no dos, sino al menos tres veces, antes de actuar.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.