Graduación

En los primeros años de vida de la Universidad Carlos III las primeras cohortes de graduados eran poco numerosas y se aprovechaba le inauguración de curso para imponerles las becas y, creo recordar, hasta un pequeño birrete. El jueves pasado asistí a la ceremonia de gerduación y entrega de becas a las numerosas promociones de varias epsecialidades de la parte de ciencias sociales. Lo hice como padrino de esa promoción y, como tal, pronuncié un discurso que espero les alentara a hacer de la vida de cada uno de ellos su propia obra libremente elegida. Postearé ese discurso cuando me de permiso la Universidad, pero ahora quiero comentarles el orgullo y la satisfación que sentí al ver desfilar más de un centenar de graduados y gaduadas delante de la mesa presidencial en el Auditorio Padre Soler del campus de Leganés en el que volví a recrearme en el edificio del cuartel de Sabatini. Estos jóvenes son una enorme esperanza. Son guapos, inteligentes y, a juzgar por las intervenciones de tres de ellos enormemente articulados en su expresión y firmes en sus aspiraciones y valores. Los que comenzamos esta aventura podemos estar orgullosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.