Artículos

Fogonazos XI: Hablar oscuro

Pacman y el anochecer entre las nubesMi amigo Javier Zuloaga me alegra la mañana de no pocos días. Hoy, por ejemplo, su post me hace pensar sobre la claridad en el uso de la palabra, algo que no abunda, especialmente en el ámbito de la Economía, un asunto que parece monopolizar el murmullo ciudadano y del que es difícil hablar sin tecnicismos. Pero como él nos cuenta:

«La gente quiere saber lo que pasa, que alguien nos lo explique, me decía hace pocos días una comerciante del Vallés, después de insistir en que no vengan de nuevo con lo de la burbuja, ni le hablen de Grecia, ni del interés de los bonos, ni de una prima de riesgo.

Creo que se entiende bien lo que el comerciante del Vallés quiere saber. O »mejor dicho, se entiende que lo que quiere saber es algo que no se sabe y cuya exploración no es en absoluto fácil de llevar a cabo. Es tan difícil que los que lo intentan no son muy claros en sus explicaciones bien sea por incapacidad o por dificultad intrínseca de la materia objeto del deseo de comprender. Por una u otra razón me parece que mis últimos posts, especialmente este y este, son oscuros.

Y sin embargo no me siento mal y pienso que me voy acercando a entender algo a través justamente de mis oscuros esfuerzos por aclararme. Esfuerzos que no son oscuros por casualidad sino que lo son porque necesariamente han de serlo, en buena parte por la oblicuidad que muestran como forma de coger desprevenido a lo incomprensible y sonsacarle todo su secreto.

El balbuceo es el signo de la persecución honrada de la verdad. Y, en mi opinión, un paso previo para a la práctica de la Parresía. No se puede hablar franco o con contundencia a menos que se sepa de lo que se habla, pero esto, la adquisición de la sabiduría, exige el balbuceo previo.

Esta última y aparente paradoja debiera dejar de serlo por que ya Kant inició su Crítica de la Razón Pura de esta forma deslumbrante:

Die leichte Taube, indem sie im freien Fluge die Luft theilt, deren Widerstand sie fühlt, könnte die Vorstellung fassen, daß es ihr im luftleeren Raum noch viel besser gelingen werde.

Pues eso.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.