Artículos

Extraños incentivos

El País, sección Madrid trae hoy un suelto impagable. El título ya me da miedo:Los currículos de los médicos serán públicos para que los pacientes elijan. Pero ¿cómo va el público a leer un CV médico? He aquí una oportunidad de negocio: una agencia para la lectura e interpretación de CVs.

He aquí un bonito párrafo:

«Los currículos de los médicos especialistas estarán a disposición de los ciudadanos que quieran consultar qué facultativo tiene más experiencia en el tratamiento de su dolencia. Es una de las informaciones que los pacientes tendrán disponibles para elegir a quién quieren acudir cuando entre en vigor la Ley de Libre Elección, según avanzó ayer la viceconsejera de Asistencia Sanitaria»

No parece mal en principio, pero ya me pincha el temor a la manipulación del CVs para atraer pacientes, especialmente cuando a los facultativos se les pagará de acuerdo con el número de pacientes atendidos y presumiblemente atraídos a ese centro gracias al CV de su médicos.

Como además los centros hospitalaros recibirán más fondos cuanto más demanadados sean, la presión a manipular los CVs vendrá también del propio centro. Cuanto más exitoso el centro menos tiempo podrán dedicar sus médicos a cada enfermo.

¿Cómo se organizará un grupo de trabajoen estas conciciones? Habrá una tendencia a cooperar para que el centro en donde está ese grupo de trabajo localizado prospere, pero simultáneamnete habrá también un sesgo competitivo a señalarse a sí mismo como el mejor.

He aquí un lío que me resulta dificil creer que alguien quiera. Un buen coto para los expertos en incentivos.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.