Artículos

El valor del español

En un reciente Congreso en Sevilla se ha vuelto sobre el asunto del gran valor tiene para nosotros nuestro idioma. Digo que se ha vuelto sobre el asunto porque hace ya dos o tres años la Fundación BSCH financió y presentó un trabajo al respecto que el fallecido Municio, dos veces académico, apoyaba con su autoridad.

Entonces no lo entendí­ y me temo que ahora tampoco me percato de las cosas que se dicen. Dos amigos mí­os trabajaron en el anterior estudio; pero a pesar de ello no he podido hacerme con la publicación que, por cierto, no fué distribuí­ada entre los escasos asistentes al acto de presentación.

Recuerdo que tomé notas de la presentación y recuerdo que me sentí­ confuso pensando en algunas cosas que mis amigos estadí­sticos decí­an. Pero he perdido las notitas tomadas en un pequeño volantito en una época en que todaví­a no habí­a descubierto la Goulue.

Esta vez me ha cogido prevenido pues acababa de asistir a un taller sobre Economics and Laguage y en donde naturalmente a nadie se le ocurrió hablar del gran valor de la lengua y ni siquiera del posible valor de un idioma como, por ejemplo, el español.

Solo creo que hay dos cosas que merezcan la pena ser dichas.

La primera es que si el idioma español resulta aceptado y se usa en las trasacciones comerciales las academias de español, las universidades de verano y el Instituto Cervantes tendrán unos mayores beneficios. Medido sobre el PIB este incremento es de una magnitud despreciable.

Ahora bien también es cierto que un leguaje común puede disminuir los costes de transacción. Esta es la segunda cosa que igual merece ser dicha, que la comunidad de idioma puede hacer que la comunidad hispano hablante pueda desplazar recursos a otros usos no dedicados a precaverse contra el socio.

A no ser, claro está que lo hispano esté desunido precisamente por el mismo idioma, como dicen que decí­a Toynbbe acerca del contacto entre el Reino Unido y los EE.UU de America, que estaban perfectamente alejados por un mismo idioma.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.