El ridículo como arma antiterrorista

A raiz de un post de Jesús Zamora sobre la sentencia (absolutoria) de Egunkaria en la Audiencia Nacional se ha montado un interesante debate. Aunque repetitivo y lleno de malentendidos, merce la pena seguir su desrrollo. Pero en él no aparece el arma secreta contra el terrorismo que dos autores, Bartlett y Reeves han descubrierto en el Finacial Times. Se trata del ridículo. Según ellos poner en ridículo a Al Quaeda sería letal para esta calse de terrorismo y, uno supone, contra cualquiera. Me atrevo a decir que no encuentro ningún mérito a la propuesta. Creo que avivaría el odio y alajaría la posibilidad de una evolución conjunta de las sensibilidades. Y además, no veo cómo se puede ridiculizar el terrorismo y al mismo tiempo dar carta de legitimidad a variados ejemplos de violencia tanto en el plano de lo real como en el del imaginario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.