Artículos

El futuro

Dice Innerarity en su último libro y según recuerdo de su presentación, que vivimos la época de la tiranía de lo inmediato e instantáneo, la dictadura del presente. Y, sin embargo, no puedo dejar de pensar que es gracias al alargaminento del horizonte que hemos podido endeudarnos hasta el nivel que lo hemos hecho y que habrá estado o no en el origen de la crisis fianciera. Pero ¿no sería esto precisamente traer al presente- lo inmediato-el futuro de forma que diríamos que esquilmamos al futuro? Parecería razonable decir eso; pero no lo es, sino que es solo el reflejo de nuestra preocupación por el planeta y la famosa sostenibilidad. Cuando el horizonte es infinito- y siempre lo es- alargar el horizonte de planeamiento a fin de poder perdir prestado al futuro una cantidad cada vez mayor, no agota o acorta ese futuro, sino que lo hace más productivo con el riesgo, eso sí, de que un día se vengue y nos aplaste con todo el peso de lo que ya le hemos sustraído.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.