Artículos

Dos textos posmodernos

Primero, uno de Bruno Latour con la colaboración de V.Antonin Lépinay quienes editan un libro, editado por la Decouverte, sobre el sociólogo «clasico» Gabriel Tarde y en el que escriben un ensayo titulado L’économie science des intérets passionnés. Agradezco a Enrique Ojembarrena la referencia y que me pase el siguiente párrafo:

«…la possibilité d’un autre paradigme fondateur. Selon cette nouvelle approche, on ne cherche plus à exhumer la verité cachée sous les faits économiques, mais, de façon plus réaliste, à rendre compte des connexions des ces derniers; et on y accorde une place determinante, motrice meme, au jugement des hommes sur eux. On a beaucoup parlé, à propos des événements actuels, de crise de confiance. Les thèses de Tarde confèrent à cette expression facile son plain sens: au-delà de sa matérialité indéniable, l’économie est comme la société, le champ clos des croyances, de sentiments, de désirs, de volontés, d’interets passionés entre les individus, avec toute la cascade de liens et de conflicts qui en découle.»

Segundo, un fragmento de Michel Foucault citado por María Lozano como portada de un ensayo propio. Se tarta de las primeras palabras de este filósofo francés en su discuro de ingreso en el College de France:

En el discurso que hoy debo pronunciar, y en todos aquellos que, quizás durante años, habré de pronunciar aquí, hubiera preferido poder deslizarme subrepticiamente. Más que tomar la palabra, hubiera preferido verme envuelto por ella y transportado más allá de todo posible inicio. Me hubiera gustado darme cuenta de que en el momento de ponerme a hablar ya me precedía una voz sin nombre desde hacia mucho tiempo: me habría bastado entonces con encadenar, proseguir la frase, introducirme sin ser advertido en sus intersticios, como si ella me hubiera hecho señas quedándose, un momento, interrumpida. No habría habido por tanto inicio: y en lugar de ser aquel de quien procede el discurso, yo sería más bien una pequeña laguna en el azar de su desarrollo, el punto de su desaparición posible.

Me parecen dos textos excelentes muy representativos de lo que en los USA llamarían French Theory y denigrarían por nihilistas. A mí me gustan entre otras cosas porque creo que solo desde una actitud como la que estos párrafos reflejan podremos entender, manejar y doblegar esta recesión global.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.