Artículos

Diálogo y conversación

Comunismo hermenéutico de Heidegger a Marx 2012Mi lectura principal en estas vacaciones hasta ahora ha sido la de Comunismo hermenéutico. De Heidegger a Marx (Herder 2012), un ensayo de Gianni Vattimo y Santiago Zabala, entre brillante y simplón y entre iluminador y decepcionante pero que sin duda tiene párrafos tan brillantes como una verdadera iluminación. Me limito a continuación a copiar uno de esos párrafos, el que se encuentra entre las páginas 40 y 41 de la sección titulada La violencia de la verdad del capítulo 1.

…circunscribir la filosofía a lo que es necesario. Esa «necesidad» no es otra cosa que el silenciamiento del otro por medio del diálogo, es decir un acto de violencia por el bien de la preservación de la verdad. Ello apunta a la diferencia entre diálogos y conversaciones. Las conversaciones, al igual que el «desocultamiento» de Heidegger, representan la ruptura del orden que los diálogos protegen, porque en el intercambio conversacional la verdad no se presupone, sino que queda descartada desde el principio. Si una conversación jamás es aquello que nosotros nos proponíamos conducir, sino una situación en la cual nos vemos inmersos a medida que se desarrolla, representa el mayor enemigo del orden del diálogo: un acontecimiento inesperado… Mientras que el conflicto inevitable que tiene lugar en una conversación remite a un anarquismo, un relativismo y una debilidad del pensamiento latentes, las imposiciones del diálogo precisan en cambio de un realismo capaz de conservar el orden político.

Lo que regalo a las Indias con mis mejores deseos para un año nuevo en el que los pies polvorientos no dejarán de caminar… en plena conversación.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.