Artículos

Carbón, Bosón, MoU y… Parot

marcha negraAcabo de entrometerme en la manifestación de los mineros Castellana arriba hacia el Ministerio de Industria. Ha sido algo involuntario debido a la falta de organización bien de la policía municipal, que brillaba por su ausencia, bien de los propios mineros. El Carbón es para mí, y sospecho que también para mucha gente de mi generación, un elemento central en nuestra infancia. La cocina era una de aquellas que dieron en llamarse «económicas» y la calefacción (individual) funcionaba también con carbón que era almacenado en un sótano en cuanto lo traía el carbonero y luego iba subiendo al piso a medida que se necesitaba dentro de un cesto de paja. Más tarde Victor Manuel, cantando a su abuelo, nos hizo ver que la minería y las cuencas mineras representaban toda una cultura en cuanto sostenían una forma de vida. Esa cultura está muy relacionada con la forma de protesta social propia de hace cincuenta años o más en la que la idea de lucha de clases era consustancial. ¿Dónde están los patronos del carbón? ¿Por qué se subvenciona la extracción en pozos imposibles de rentabilizar? ¿Cómo es posible que sabiendo todos esta falta de calidad del carbón doméstico y la eventual necesidad de cerrar esos pozos nadie se haya preocupado de reestructurar las comarcas correspondientes? No puedo responder, pero lo que sí sé es que todos deberíamos fijar un límite temporal a esta forma de vida y cooperar a inventar una nueva.

¿Podremos inventar algo nuevo a partir del descubrimiento de trazas que se identifican con el Bosón de Higgs? Parece que no pero todo el gasto del CERN lo damos por bien empleado porque sin esa partícula parece ser que no entenderíamos nada a pesar de todo el orgullo científico de los físicos de partículas. Para los legos se nos explica que esa partícula sirve para que las otras partículas elementales formen masa, esa que aparece en la famosa ecuación de Einstein como una m. Para eso hace falta o bien una especie de levadura o bien una especie de campo que hace que nada se escape. Quizá ambas cosas como si nosotros nos hiciéramos adultos comiendo y consiguiendo que las carnes no se nos desparramen. No se entiende nada pero creemos estar seguros de que ese aparentemente paso adelante en la comprensión merece la pena. aquí ya no hablamos de rentabilidad sino de comprensión en sí misma.

Y ¿del MoU que? Pues todos y cada uno de los puntos que se destacan hoy en la prensa y que, más o menos, ya estaban en la mente de todos con independencia de si son adecuados o no a una cierta finalidad que desconocemos. Pueden ayudar a España ahora, pero mañana pueden ser importantes para cualquier otro país de la eurozona. Estas medidas incluídas en el MoU que se firmará el próximo día 20 son como el Carbón o el Bosón, algo incomprensible.

Y eso es lo que es difícil de tragar, que estemos rodeados de cosas que no comprendemos.

Nota final: quería hablar también de la aplicación de la doctrina Parot, pero se me ha adelantado Itziar.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.