Breves

Burkini en Cannes y dobles mixtos en Río

burka en paris
Quiero criticar la prohibición del uso del Burkini en Cannes y la retirada del torneo de dobles mixtos de la pareja Nadal-Muguruza en Río 2016. Y quiero citicar no solo ambos hchos sino también y sobre todo el tratamiento diferencial con que la prensa ha reaccionado ante los dos hechos.

Aunque he estado fuera creo poder decir que a grandes rasgos solo un periódico ha criticado, y no de forma editorial, lo del Burka usado como bañador y que ninguno ha hecho más que mencionar la retirada Muguruza-Nadal justificándola por el mucho trabajo que esperaba al pobre chico, y lo cansado que debía de estar, sin que nadie se preguntara por los sentimientos de Garbiñe.

La prensa durante las vacaciones de agosto juega con suplentes y eso se nota en muchos detalles como los titulares, la sintaxis e incluso el vocabulario sin contar la enorme proliferación de temas simplones como las vacaciones de los famosos especialmente cuando ocurren en playa y se puede mostrar un poco, al menos, de desnudismo femenino.En este contexto no parece extraño que se haya ecrito mucho sobre la prohibición del uso del Burkini en la playa de Cannes, la primera, y luego en otras de Francia. Puede parecer normal, por la misma razón que casi nada se haya dicho sobre la retirada de Nadal-Muguruza en la prueba de dobles mixtos en el concurso de Río.

Lo del burkini es tan arbitrario que no sabría como tratar de explicarlo. A mí me parece un simple rebuzno (como ya insinuó Valls) contra el islamismo en un país que, sin embargo, debería ser el adalid de la libertad. Tienen derecho los franceses a estar bastante enfadados con los numerosos ataques que han sufrido directa o indirectamente por parte de las gentes del EI, pero no lo tienen a reaccionar como chiquillos por un asunto de exceso de faldas.

garbiñe muguruzaEn el caso de Garbiñe Muguruza me parece un escándalo que pretendan que creamos sin más que la muñeca de Nadal se pueda resentir y corra el peligro de no poder ganar la medalla de oro sea en dobles masculinos o en singles masculinos o ambas. Demuestra un rarísimo desprecio por una prueba frente a otra (lo que choca con el continuo y diario conteo de trofeos) e, indirectamente, es también un desprecio a una mujer de la que no se ha vuelto a hablar, más que para decirnos que junto Con Carla Suárez han sido eliminadas del dobles femenino, mientras nos han aburrido continuamente con las tonteriitas del Rafa nacional.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.