Breves

Bañador 3

Este otro traje de baño es de color rojo, un color que mo me va con la piel quemada del verano. El fondo es como manzanas rosas cada una con su raicilla verde. Pero eso no es lo peor. Lo verdaderamente fatal es que es de la primera época en la que yo estaba ralmente hermoso y me sobra pantalón por todas partes. No tiene bolsillos pero tiene una especie de faldriquera en el culo en la que se puede guardar el dinero si es de papel o incluso, en un decuido, el móvil. Habitarlo es un sin vivir y sueño con que todo se me pierde. El dinero y el móvil. Es una pesadilla o quizá como una premonición. Creo que voy a enterrarlo al pie de un olivo.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.