Artículos

Antirepresentacionalismo

David Teira me enví­a el obituario de Rorty que Carlos Thiebaut escribió en Teorema. Hay un párrafo que me gustarí­a compartir:

Por empezar en su centro más obvio o más reconocido, es menester señalar que forma parte de esa coherencia la crí­tica reiterada a lo que Rorty, desde La filosofí­a y el espejo de la naturaleza hasta el tercer volumen de sus Philosophical Papers: Truth and Progress, denominaba el representacionalismo — una posición de fondo filosófica que presupone una realidad externa cuyas caracterí­sticas y modos son aprehendidos correctamente en un conocimiento cuyos conceptos y significados se correspondencon esa realidad cuando es verdadero, correspondencia ésta que define la objetividad de dicho conocimiento.

He ahí­ en unas pocas lí­neas el origen de lo que presuntuosamente podrí­a llamar mi posición filosófica. Como dice Thiebaut un poco más adelante y refiréndose a la postura antirepresentacionalista:

la versión rortiana, ciertamente radical en su presentación, es parte ya sustancial de la definición de un clima epocal del que pocos nos escapamos: incluso los más representacionalistas, por seguir empleando esa rúbrica, no podrán querer suscribir las formas más fuertes, o más metafí­sicas, de presentación de esos conceptos que han sido claves de bó-veda de la tradición filosófica occidental

Quizá hubiera querido vivir en épocas más confiadas; pero hoy no se puede ser de este mundo y no ser un receloso filósifico irredento.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.