A Trancas y Barrancas 2: Seminarios y Mesas Redondas

En A Trancas y Barrancas 1: El Correo ha quedado claro que, para cuando llegué a Madrid, ya no dedicaba todo mi tiempo a la Teoría Económica pura a fin de mejorar mi c.v. académico, sino que mi interés se estaba deslizando hacia una mayor amplitud de temas y hacia un tratamiento menos técnico. Podría decir que me dejaba llevar por el granel en la esperanza de introducir una miaja de selección.

En el primer tomo de A Trancas y Barrancas, el denominado Malgré Tout, se incluye una última sección de conferencias, seminarios y mesas redondas que cuenta con 16 entradas cuyo texto no se incluye quizá porque a la sazón no las consideraba propias de un investigador ambicioso; pero que seguramente yo consideraba propiciatorias de una buena imagen para la Carlos III en cuya calidad yo estaba comprometido y que exigía un imagen reconocible. De ahí que en esas 16 intervenciones yo tratara de hablar de cualquier cosa atractiva en un tono claro y con ideas teóricas que un estudioso de ciencias sociales reconocería como económicas.

Esto era así incluso antes de mudarme a Madrid, como es el caso de dos intervenciones mías. La primera tuvo lugar en el Colegio Mayor Chaminade (Juicios de Valor y Economía, 1989) cuando todavía me debía a mi Universidad en Bilbao, pero que me sirvió para contactar con al menos un futuro catedrático de la Carlos III. La segunda fue ya en 1990 y ya estaba viviendo en Madrid y dedicado de lleno al posparto de esa Universidad. Sin embargo me había comprometido previamente a abrir el curso de la Facultad de Ecnómicas de la UPV y cumplí con mi compromiso con un demasiado largo discurso denominado Economía Posmoderna, lo que muestra por donde iba el inicio público de mi deriva generalista. Más tarde volví a mi antigua Facultad para intervenir en un Master del Sector Público que habíamos diseñado antes de que yo me fuera y que continuaba funcionando 4 años más tarde y diserté sobre La Reforma del Mercado de Trabajo.

Además intervine en instituciones varias por mi propio placer, admitido no sé muy bien porqué y que, en cualquier caso, también fueron ocasión para mi propaganda institucional. Cito las más intersantes indicando el título de mi intervención, I.V.I.E.: Simposio sobre Economía de la Cultura, 1990. Fundación Sabino Arana : El futuro de la Universidad en la Nueva Europa, 1990. Encuentro de Lógica y Filosofía de la Ciencia I: La Moda en Economía,1991. Cátedra Cantabria: Plan de Convergencia, 1993. Banco de España: Mesa Redonda sobre el Mercado de Trabajo, 1993. Residencia de Estudiantes: Las dos Culturas: Física y Ciencias Sociales, 1994. Fundación Ortega y Gasset: Presentación del Vol.1 de la Revista de Occidente sobre Consumo, 1994.

Todas estas menciones no agotan las 16 que constan en Malgré Tout, pero las que quedan son más académicas o simplemente ocasionales y su mención no cambiaría mi opinión sobre lo selecto que puede ser mi granel. Sigo pensando que, en las categorías tratadas en este post, no caigo en la mediocridad y sigo ofreciendo un granel selecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.