Breves

24 horas

Parece que la C.A. de Madrid se prepara para permitir la apertura continua de cualquier comercio. Según Arturo Fernandez, el de la CEIM, es una gran adelanto a efectos de crear empleo. La propaganda previa nos dice que esto pone a Madrid en un trío mágico con New york y Tokio, cuidades turísticas que nunca duermen. Aparte las dicusiones de siempre entre grandes superficies y pequeño comercio, esta posibilidad me hace pensar en un argumento abstracto sobre el problema inelectual de la necesidad o no del Estado. Suongamos que todos los comerciantes querrían tener un día de descanso.Se ponen de acuerdo en el domingo y comienzan a funcionar. En seguida el listo (sea Arturo Fernández) se da cuenta de que si él abre se va a forrar porque atraerá a todos los turistas perdidos un domingo en la ciudad. Y traiciona el pacto y abre un domingo. El siguiente domingo abren todos los demás frustrando así su intención de descansar el domingo. Para que esto no vuelva a ocurrir la asociacion de todos los comerciantes decide penalizar al siguiente listo que vuelva a hacer lo mismo. Ha nacido el Estado y, mira por donde, todos ganan en contra del pensamiento liberal.

mm

Juan Urrutia , economista y filósofo mundano. Bitácora en la red desde 2003.