Sesión de fisioterapia con acupuntura

en Breves

Fisio, masaje, gimnasia

Para mi sorpresa he recibido esta mañana la llamada de Alba, mi fisióloga del verano pasado en Foixà, y hoy al anochecer recibiré mi último masaje hasta septiembre. Hace ya unos días mi entrenadora se fue de vacaciones y mi ayudante, Agata, se ha ido de vacaciones. Desde mañana me puedo permitir no hacer nada por mi cuerpo. Pero no estoy seguro que eso sea lo que deseo. Son casi dos meses sin fisiología, sin masaje, sin entrenamiento y sin organización de papeles.

Hay amigos que me dicen no me abandone y que siga practicando todas esas actividades a mi manera. Se lo agradezco; pero tengo experiencia y se de antemano que me limitaré a comprar los periódicos, pasear por una u otra playa con algún chombito y mucha lectura sobretodo de ficción.

Otros amigos me aconsejan que intente escribir una vez más aquellas historietas inventadas que, al parecer, gustaron en su día. Me lo pensaré; pero lo que más me gustaría es iniciar un nuevo relato gordo. Ya veremos.