en miniposts

Kenneth Arrow

He tenido la oportunidad de charlar con no pocos Premios Nobel generalmente alrededor de una mesa. Pero mi mayor orgullo es haber comido frente a Kenneth Arrow y charlar con él aunque, me temo, que de nada técnico.

En cualquier caso siempre mi economista favorito y estoy convencido de que ese es el caso de muchos de los economistas de mi edad. Tratar de explicar aquí el quid de sus obras me parecería un tanto tonto por mi parte cuando bastantes colegas lo van a hacer y, sin duda, mucho mejor que yo.

Pero no pienso privarme de relatar una pequeña anécdota relacionada con él y que tuvo relevancia en mi carrera universitaria.

El curso 72/73 fue mi primer curso como profesor en la Facultad de Económicas de la entonces Universidad de Bilbao. Llegado el momento de los Premios Nobel, los alumnos me preguntaron sobre quien creía yo que lo ganaría en el area de Economía. Les contesté que había dos nombres clave, Hicks y Arrow, a los que ya había citado en clase.

Fueron ellos dos justamente los que lo recibieron ese año. Y ese fue el comienzo de mi relativamente exitosa carrera docente.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.