en miniposts

Herri txikia….

la vida es un punto de sillaAsí que no soy yo solo el que piensa en la universalización! Según leo en el post de David de ayer:

Ben Gurion … sorprendió a todos con un discurso… donde proponía el kibutz como un modelo universal basado en un principio universal de libre asociación cooperativa

Entiendo que Ben Gurion pensaba en la universalización del Kibutz como una forma de organizar la producción en el mundo. Algo entre la producción estatal y el cooperativismo.

Y, llevado por mi tendencia a llevar la contraria pienso en este «brillante» aforismo euskerico : Herri txikia, infernu handia. Es, en efecto, muy difícil mantener la distancia mínima necesaria para ser uno mismo en los pueblos pequeños en los que todo el mundo conoce las interioridades de cada familia vecina y todo el mundo machaca a todo el mundo: un gran infierno.

Pero por otro lado, y aunque algunas veces me entusiasme con la soledad en la que me veo a mí mismo por ejemplo en Manhattan y saliendo a cenar cada día solo, la anonimidad de una gran ciudad puede llegar a ser un poco deprimente y, más allá del mercado, seguramente uno acaba añorando el trueque.

Se me antoja evidente que, tal como titulé un día un trabajito que nunca publiqué, pues era solo para un pequeño grupo de amigos, y cuya copia no encuentro, «todo lo interesante es un punto de silla». Esto, el punto de silla, es un «lugar» súmamente interesante pues cualquier movimiento fuera de él te precipita en un abismo u otro convencido de que tu caída es el camino al paraíso.

Pienso que la mejor manera de que una comunidad se mantenga firme en un punto de silla es que elabore una manera de que cada miembro de esa comunidad pueda, por así decirlo, salir a cenar solo de vez en cuando.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. @juan exáctamente!! Y entender la necesidad ese punto de silla, que es la necesidad de cruzar desiertos por uno mismo, la necesidad de mezclarse libre de contextos, es algo básico para poder construir y vivir en comunidad. Así que, con tu permiso, hemos añadido el post a la serie «Haciendo comunidad» 🙂