• Artículos

    Juan Crisóstomo

    Machalen no pudo matizar los últimos acordes y nuestras miradas se cruzaron un segundo que bastó para que supiéramos que nuestro destino se acababa de escribir.

  • Puente roto por un obus
    Artículos

    Gaztelumendi

    «Yo no sabía leer los planos de Goicoechea y sus ayudantes, pero había en la ciudad amigos nuestros que podían hacerlo y entender mi conjetura militar sacada de mi formación musical»

  • Artículos

    Paseo por las cercanías del Conservatorio

    Quería yo encontrar puntos de contacto posibles, pero no parecía que esta operación fuera a ser fácil. Quizá, pensé, la aproximación al Instituto podría ser una buena táctica pues me permitiría recordar con ella alguna de mis aventuras infantiles, y en cualquier caso estaba cerca del edificio de Correos, cuya sola presencia nos avisaba a ambos que nos quedaban pocos días juntos.

  • Breves

    Manifiestos

    Llega el calor y casi todo se hace espeso e imposible de digerir. Parece no haber nada con lo que distraer las calurosas noches de insomnio. Y, sin embargo, todavía puedo respirar un poco gracias a la estela de ese éxito de Podemos que milagrosamente me ha rejuvenecido aunque me temo que por la razón por la que es, en general, criticado: porque se supone que cuando tenga que bajar de las musas al teatro se acabará su posible relevancia; pero es que yo siempre he preferido las musas. En este tiempo de abanico aparecen, aparte susurros empresariales, tres manifiestos casi simultáneamente y los tres relacionados por la cercanía del…

  • Artículos

    Recuerdos y Descubrimientos

    Y la vida ha sido pródiga conmigo en muchos, sentidos especialmente en el de las mujeres. Siempre he vivido entre ellas, y eso me hace ser un chico aparentemente muy poco lanzado a la búsqueda del sexo, pues puedo muy bien pasear y charlar con ellas sin que parezca que voy a lo mismo que, como dicen, vamos todos los hombres. Esto les debe dar mucha tranquilidad, porque finalmente todas caen en mis brazos, en mis redes pensé, pero no hubiera sido cierto porque no les tiendo trampas, sino que puedo bailarles el agua como hacen ellas entre ellas.

  • Breves

    Le catorce juillet: ¡Vive la liberté!

    Dos fechas hay en mi vida que no se me pasan nunca. La del dos de mayo de 1874, de la que he hablado aquí y aquí, y la del catorce juillet de 1789. Ambas están asociadas a dos himnos que en mi familia no se dejaban de cantar ningún año. El himno de los auxiliares, que volví a subir a este blog el dos de mayo pasado, y la Marsellesa. Los dos himnos son cantos de libertad, y he debido heredar de mi madre el gusto entusiasta por ese lema de la Revolución Francesa. Así que mañana lunes la Marsellesa no se me irá de la cabeza y espero…

  • Pagasarri en otoño
    Artículos

    La noche de mi desencanto

    Si hasta ese momento parte de mis dudas respecto a mi huida tenía que ver con ella, mi instinto de felicidad me forzó a mirar las cosas de otra manera. Mientras fingía dormir, creí intuir no solo que nunca le volvería ver después de esta semana que acabaría el día de su concierto, sino también que me libraba de la prisión de una relación que nunca me habría ayudado a crecer. Sin embargo, estaba equivocado, pero faltaban años para que llegara mi despertar.

  • Artículos

    Las meriendas intelectuales

    Se trataba de conquistar a esta mujer sin duda alguna. Tendría que presentarme a mí mismo como un idealista que vivía del erario público y que nunca había sabido lo que era trabajar o lo que realmente costaban las cosas.

  • Breves

    Cita de Limónov

    No hace mucho tiempo escribía yo sobre Pablo, Limónov y yo, un post en el que decía reconocerme en ciertos aspectos de la figura del trangresor ucraniano que continúa llevando la contraria por doquier, parecería que por sistema. Desde las elecciones europeas y los análisis posteriores de los comentaristas, aparentemente bienpensantes pero realmente más neoconservadores que el propio Bush, se agudiza en mí el deseo de transgredir. Y me armo con las armas de mi «maestro» que dice: Si un artista no comprende a tiempo que debe consagrarse a algo más elevado que él, como un partido o una religión, lo que le espera es un destino lastimoso compuesto de…