• Breves

    Autoanálisis

    Hoy he empezado mal el día. En cuanto he abierto el periódico antes de comenzar mi entrenamiento mañanero me he llevado un disgusto al ver la noticia de que un buen amigo, con un enorme y merecida fama profesional en un campo muy diferente a ese en el que yo me reconozco, iba a estar involucrado en una cierta actividad social de relumbrón. Me digo que mi envidia no se debe tanto al posible relumbrón sino, sobre todo, a un reconocimiento profesional basado en su magnífico C.V.. Esta envidia daña mi ego, me hace sacar lo peor de mí mismo y pensar que este amigo se vende muy bien con…

  • Thomas Piketty
    Artículos

    LXXXI: Arrogancia imprudente

    Cuando los datos nos muestran ciertas regularidades deberíamos tratar de entender la Teoría ad-hoc si es que existe o, en su ausencia, sugerir razones nuevas que justifiquen los datos y comiencen a formular nuevas Teorías, algo, por otro lado, muy de agradecer en un momento en el que la Economía, esa supuesta reina de las ciencias sociales, no pasa por sus mejores momentos.

  • Mapa Europa y Mediterráneo
    Artículos

    LXXX: Descentralización regulatoria

    Si bien como economista me gustaría preservar la globalización de los mercados, me resulta muy duro tener que renunciar a la democracia (entendida como ese derecho al voto individual en el que se plasma el gobierno del pueblo más allá de los tecnócratas) por lo que solo me queda renunciar a la soberanía nacional tratando de montar una democracia mundial.

  • Artículos

    Ultimas figuras en el linóleo

    Ya nunca más voy a entretener meriendas de pavos reales, ellos y ellas sí que seguirán con sus costumbres como si nada hubiera ocurrido y siempre con las plumas desplegadas. De ahora en adelante las plumas las voy a lucir yo, aunque estos mismos que me reían mi humildad traten de castrar mi insolencia. Se acabaron las trampas y los engaños. Voy a vivir en toda mi plenitud. Lo juro.

  • Breves

    Stendhalizado

    La noche previa anunciaba la luna llena del siguiente día, nada menos que el 14 de abril. Desperté pronto, me calcé mis zapatillas de andar y me lancé a confundirme con el paisaje ampurdanés como alguien que querría mezclarse con los demás en la espontánea alegría de las primeras luces de una bonita república.Era muy pronto y el relente refrescaba las verdes hierbas del borde del camino inclinándolas suavemente mostrando así una incomprensible falta de ganas de despertar. Estar despierto ene ese momento era, sin embargo, una bendición o quizá hasta algo más. Levanté la vista hacia la sombra del Castillo de Foixá y ante mis ojos apareció una conjunción…

  • Artículos

    LXXIX: Grado cero de tartamudez y transparencia total

    El lenguaje liso, sin tartamudeos, nos lleva a los uniformes. Y como los uniformes, lo mismo que los sables, me dan miedo, reivindico la tartamudez. Pero lo hago mediante la analogía de ese defecto del habla con la teoría (y los modelos) frente a la acumulación de datos e inflación de la información.

  • Artículos

    Dos inconsistencias simétricas

    La perfecta consistencia es lógicamente imposible. no nos queda más remedio que convivir con esa verdad y, en consecuencia, hemos de admitir que nuestras elecciones de cualquier tipo, y entre ellas las políticas, son siempre elecciones entre redes de ideas inconsistentes.

  • Artículos

    Otro ejercicio literario: 3. El concierto de los domingos

    De lo que ella quería hablarme era, curiosamente, de la especialización, que en algún momento quizá yo le conté, traía consigo la ventaja comparativa entre países, aunque, claro está, ella no lo expresaba de esa manera. Pero sin duda se refería a ello cuando con candidez un poco más fría que de costumbre, me contó que, para ella, la calle Buenos Aires, desde la plaza Circular hasta la ría, y la calle Hurtado de Amezaga que la prolongaba desde esa plaza y hasta un palacio para continuar más allá hasta las estribaciones de un monte herrumbroso, eran la frontera de su país.

  • LEGO space
    Artículos

    LXXVIII: Filantropía científica

    La lucha contra el cáncer de un tipo u otro, la aceleración de partículas, la lucha contra las enfermedades raras o la exploración del espacio son algunos de los proyectos financiados por billonarios conocidos.