en miniposts

Virus y palabras

virusDesde el último post he sido un ser sufriente aquejado de un virus no identificado que me ha tenido en cama, hecho un trapo y sin saber si era gripe, un simple catarro o, simplemente, el fin. Un virus que se agarra en Pamplona no es cualquier cosa, pero no me di cuenta de su origen foral y traté de luchar contra él, un error que pagué caro pues, además de ser derrotado, alargué inútilmente la lucha.

O quizá, pienso ahora, la lucha no fue inútil pues en medio de la calentura uno descubre extrañas figuras del pensamiento muy parecidas a ideas descarriladas. Se me representó como una red de neuronas enlazadas entre sí y lo vi todo claro.Virus y palabras se transmiten de la misma forma y solo abandonan su tarea, sea esta la que sea, cuando han conquistado el territorio totalmente. Luchar contra ellos es peligroso pues puedes tener éxito y la chabacanería ambiental quizá te premie y tu te sientas orgulloso cegando así tu lucidez.

Tienes que aprender querido amigo, me digo a mí mismo, que cuando ya no distigues las palabras unas de otras porque vuelan solas o cuando ya no te dueles de nada porque te duele todo, es ese momento exacto en que tu mente o tu organismo han sido totalmente derrotados por el invasor.

Cuando un poema te hipnotiza es que ya no te puedes defender y te entregas sin condiciones.

Deja una respuesta a Antonio Cancelar respuesta

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Ser niño es tener sueños,
    Ser joven es tener proyectos,
    Ser adulto es luchar por ellos,
    (Aún no sé qué es ser viejo)

    Quien siga soñando, proyectando y luchando será niño será joven y será adulto.

    Un abrazo, siempre es un placer leerte.