en miniposts

Cruel y ridículo

Bodegon1VquincozaHan sido unos días de ajetreo. He tenido visitantes queridos cuyas atenciones me han llevado todo el tiempo que tengo disponible desde el viernes por la noche hasta hoy. No hay visitas sin comida y bebida en abundancia y, como era de esperar, me he excedido incluso sin contar la cena mejicana del jueves después de Wozzek, una ópera cuyo desazonado me abrió el apetito. Pero los excesos no son óbice para compartir una buena conversación intelectual e incluso, diría yo, que le dotan de una chispa enriquecedora más allá de la tonta exigencia de coherencia. Así ocurrió con una charla relajada y en inglés después de una comida de mediodía sobre las diferentes actitudes de escuelas enfrentadas en cualquier ciencia en general y en particular en la economía. La incapacidad de ponerse de acuerdo sobre el desacuerdo y de disfrazar éste con ropajes entre acusadores e insultantes fue la única conclusión a la que llegamos. O, mejor dicho, solo la anteúltima pues para nuestra satisfacción, acabamos estando de acuerdo finalmente en que la actitud de científicos e intelectuales en estas disputas tribales son «cruel and ridiculous», es decir grotescas. Espero que esta pizca de maledicencia me haga recuperar la buena forma.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.