en miniposts

Fogonazos XXXIV: Calcetines y calzoncillos

peluquerc3ada-modera-caballeroAl principio volvía a LA para cortarme el pelo, pero a medida que éste escaseaba me pareció un poco tonto y dejé de viajar para este menester. Sin embargo y como desde que comenzó la crisis he reducido el presupuesto para ropa, incluyendo la interior, solo tiro de él cuando ya parece inexcusable y siempre aprovechando viajes cortos a LA. En este último el paseo por el borde del mar entre abdominales de cuero y patines de una fila de ruedas no ha sido tan gratificante como suele pues, curiosamente, hacía falta paraguas para resguardarse de las tormentas de mayo. He adquirido esos calzoncillos que resaltan mis pobres abdominales y los famosos calcetines altos de esa tienda donde en su día me surtía de todo y con generosidad. Y eso es todo.

P.S. Alguien puede creer que estoy hablando de Las Arenas,Bi., pero no, estoy hablando de Los Angeles, Ca. Por eso he tenido que pagar exceso de equipaje, pero no de peso, sino de volumen.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Para ser franco tampoco yo. No hay mensaje ninguno. Es un mero fogonazo presuntamente inspirado y que me sirve para recordar mis andanzas californianas. Espero que tampoco entiendas esta respuesta.