• Artículos

    Armen Alchian

    Pertenecía a un mundo ya pasado en el que los grandes eran pocos y el reconocimiento provenía no tanto del conjunto de publicaciones más o menos «impactantes», sino de el mito elaborado mediante un boca a boca y lento en el formarse y más lento todavía en desaparecer

  • Bardo
    Artículos

    XXXVIII: ?

    Es posible que las «rules of thumb» que nos permiten sobrevivir sean más bien como ritos de entusiasmo colectivo sin ninguna estructura narrativa. Pero también es posible que el relato sea hasta contraproducente como filtro para entender lo que pasa.

  • Artículos

    La lengua en pedazos

    La problemática del lenguaje está presente en el mismo título, La Lengua en Pedazos, que en algún momento sugiere la obligación injusta de morderse la lengua ante la injusticia o la falta de libertad para seguir tu camino.

  • Breves

    Fogonazos XX: el ladrón era yo

    Debo una disculpa urbi et orbi. Después de las obras que siguieron a la inundación de la oficina eché en falta el proyector utilizado a veces para ilustrar las presentaciones que inician una tertulia de las que se celebran periódicamente en la FUE. Me dije a mí mismo que deberían haber sido los trabajadores que llevaron a cabo la obra. Así se lo hice saber a mucha gente y estuve tentado de protestar al seguro que envíó a esos trabajadores. Si no lo hice fué por pereza. Ayer los ponentes de una interesante introducción al tema de la tertulia me solicitaron un proyector con lo que decidí lanazarme al Corte…

  • Artículos

    Diguem no!

    Como el decisor es parte interesada del juego, no podemos esperar que el debate sea una manera adecuada de zanjar los encontronazos que se dan en la vida real.

  • Artículos

    Boli y servilleta

    En un viejo café lleno se jubilados y jubiladas, seguramente viudas, tomo nota de esta frase sacada de una crítica del FT a la puesta en escena reciente de «Lulú»

  • Breves

    Fogonazos XIX: Dos días para pensar

    He terminado dos piezas, trozos de pensamiento cableado, que todavía deben ser domados, enderezados, para que puedan ser leídos, pero que, a mis efectos, ya están terminados. Lo que resta es pura calderería, lenta, contundente y firme pero aburrida. Por eso me parece un regalo los dos días que tengo por delante, días de aeropuertos y trenes en los que me niego a tabletear y me quedo pasmado mirando a mi alredeor lo que nunca aparecerá ya enmarcado en cualquier relato y lo que no perdura en sí, pero deja huellas en el habla del que mira. Dos días de servilleta y boli con el que dibujar pensamientos evanesentes sobre…

  • Breves

    Fogonazos XVIII:punto en boca

    Cuando hablamos demasiado se nos cruzan los cables, pero esos cruces son reveladores.Un ejemplo. hace unos días en una de las tertulias en las que se discute hasta la náusea el llamado caso Bárcenas, un contertulio habitual en diversas cadenas y, a su vez, moderador de alguna en el pasado, dijo, para indicar que no había más remedio que mantener una determinada opinión que había que «poner punto en pared». Quería decir supongo que el no iba a cambiar de opinión y que aconsejaba «poner pies en pared» . Pero cabe la posibilidad que el cerebro le traicionara y que lo que realmente querría haber dicho era eso de «punto…