en miniposts

Figuras en el mármol

Muchas veces (p.e. aquí) he escrito sobre las figuras ocultas en el mármol de mi cuarto de baño. Allí está el zorro, el tentempié y el búho albino. Y muchos otros animales, seres humanos y cosas. El mármol de mi cuarto de baño es como un cielo platónico en el que está todo aunque no siempre se muestra todo en todo su esplendor a la vez. Hay que dejar la mirada suelta mientras vacías la mente y dejas que sea el mármol el que se descubra porque le da la gana. Hoy ha aparecido, justamente entre el búho albino y el tentempié que juega al hola-hoop un preciosos rostro femenino con unos ojos negros como de mulata, impresión ésta reforzada por el pelo ensortijado y una boca de piñón como la que yo imaginaba exhibía Yolanda, la hija del Corsario Negro de Salgari. Y su nariz es recta como la de una reina. Lo que me fascina es que solo yo la veo, toda para mí.Y para mí solo.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.