en miniposts

Fogonazos IX: Un sueño espantoso

Era la noche anterior a la final y había tomado una gran cantidad de chocolate para calmarme los nervios. Así que soñé.

Repartidos por una casa deconocida estaban miembros de la familia propia y política. Sueño que despierto de lo que creo es un sueñecito breve y todos ellos tienen una cara muy rara.

Parece que me he dormido delante del televisor y que a mi alrededor todo el mundo pretende que hablan de otra cosa aunque no pueden disimular la pena. Me doy cuenta de que hemos perdido la final y casi me alegro de no haberla visto.

Pero hablo con algunos de los jóvenes, con otros de los no tan jóvenes y con una tía de mi mujer bastante mayor. No entiendo su expresión glacial. Algo me ocultan pienso. Al fin y al cabo no es tan grave haber perdido otra final.

Pero parece que haya algo más. Poco a poco mi mente se calma y me doy cuenta de que están tristes porque he muerto.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.