en miniposts

Surrealismo ampurdanés

Hoy echo de menos la tramontana que todo lo limpia. Hace un día caluroso. Con viento africano, de manera que no hay forma de sacar de esta tierra sus secretos tapados por la arena de desiertos lejanos. Lo que me molesta de un día así no es tanto el calor sino que el surrelismo de esta zona privilegiada se adormece y las rocas son meras formaciones calcáreas en lugar del escenario final de Belle de Jour. No se donde filmó Buñuel el sueño final, pero podrían haber sido las Medas que por cierto no son islas sino cuerpos de sirenas varadas.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.