en miniposts

Un cuento de miedo

De vuelta a casa después de una fiesta en las afueras recibimos en el coche la llamada de los de la alarma para decirnos que ésta había saltado en dos puntos de la planta principal. Eran las 2 de la madrugada y pasamos miedo. Especialmente cuando ya dentro de la casa sonó el teléfono interior.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    • Gracias por tu interés. era una falsa alarma y nadie llamó por el teléfono interior. pro a veces pienso que siguen dentro….

Webmenciones

  • Avispas y adelfas « Juan Urrutia 25 julio, 2011

    […] sospechosos que proviene de la bodega, justo al lado del pabellón de invitados. Algo que ver con los ruiditos de Madrid a raiz de la llamada de alarma. Justamente, pienso ahora, es la bodega lo que no investigué en […]