en Artículos

Roots and wings

El viernes pasado el largo homenaje a Salvador Barberà pasó por su ecuador con tres mesas redondas organizadas para destacar tres de sus facetas:la científica, la innovadora y la de constructor de instituciones. Todas ellas incorporaban una buen dosis de reconocimiemto, agradecimiento y alabanza. Muchas y variadas cosas se dijeron de su persona y todas (o casi todas) totalmente justificadas (bueno ya se sabe que siempre hay alguien que se deja llevar por su faceta de showman). Sin embargo es de justicia singularizar la breve intervención de Anna Bogomolnaia, hoy en Rice University después de haber hecho su tesis con Salvador en el progarma IDEA cuyo 20 aniversrio se celebraba también. Además de glosar su trabajo, especialmente el conjunto, dijo algo muy poético. Dijo que como todo buen padre Salvador le había dado a ella no tanto una atención continuada sino, lo que es más importante, Raíces y Alas, Roots and Wings. Aparte la sombra de Pushkin allí, en esa simple expresión, hay todo un trarado de pedagogía o de iniciación a la vida. Espero que mis hijos piensen un día que sus raíces son profundas y sus alas amplias y ligeras. Si así no fuera no me lo perdonaría.