en maxiposts

Tatuaje

En un momento dado, cuando Stephnie entró en el núcleo de su exposición sobre la interpretación psicoanalítica de Tatuaje, el silencio de la docena amplia de personas que asistían a su seminario se podía cortar con un cuchillo. Yo, niño de posguerra y afectivamente inválido, recuerdo la música de la copla deslizándose por el patio de la cocina al que también daba mi habitación. Enterarme hoy que quizá era utilizada como parte del luto prohibido correspondinete al duelo incompleto de los vencidos que no querían olvidar, pero que serían penalizados si no fingían ese olvido, me ha acongojado casi hasta el llanto. He recordado los códigos secretos de los nacionalistas vascos, una subespecie de derrotados, que poco a poco empecé a reconocer sin que nadie me los explicara en aquel miedo silencioso que pesaba como una montaña. Leer Tatuaje en esta clave es la aportación de Stephnie Siehburth. Dar voz a los que son mudos por decreto es pues algo que se puede hacer o, mejor dicho, que ocurre, con independencia de la intención del autor o autores y de quien actúa de megáfono.La voz llega y quizá llega más límpidamente cuando no se busca con demasado denuedo. ¿Quien es la Conchita Piquer de los indignados de Sol?

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.