Ir y volver

El sábado como hacia las 10. 30 ya estábamos en el km 136 de la autovía a Burgos y como siemmpre allí estaba un Hopper puro con su vieja chiminea de fabrica de ladrillos justo enfrente de una casa que no es sino un cuadro de ese pintor en medio de Castilla la Vieja. Y llegando a Bilbao se empieza a oler el mar, sal y brea. Abrimos las ventanas, la marea está alta y los veleros terminan su regata de entrenamiento. El lunes está lleno de acontecimientos a pesar de que he ido a acumplir obligaciones ciudadanas. Conduzco hasta Barambio y visito un viejo caserío que heredé y no había visto desde hace más detreinta años. Tiene más de 200 años y allí sigue resistiendo el mal tiempo, el agua del cielo y la del río con su viejo puentecillo y su represa. Y como para salvarme de ser atrapado por el valle que seguramente se cierra a partir de la caida del sol aunque nunca haga sol, me voy a escuchar a Rafael Argullol a El Sitio, famoso club de los liberales bilbainos fundado en recuerdo del sitio carlista del 1874 yconvertido en bibioteca municipal. Es la última conferencia de un ciclo dedicado a las UTOPÍAS y subtitulado Políticas del pasado, Poéticas del futuro (perfecto). Parece que ni pintiparado para que se refiera al 15 M, pero estamos en presencia de un Autor y dedica su tiempo a contarnos como ha cinstruirdo una voz propia disertando sobre las vicisitudes de su itenerario nómada que le lleva al pensamiento transversal u oblicuo. Me recorre un escalofrío cuando a la salida no reconozco a nadie en la audiencia:¿dónde están mis amigos?. Un suave tristeza se apodera del emigrante que soy, pero se ha dispado cuando al llegar de vuelta a casa me han recibido las hortensias florecidas.

El 15M, un Movimiento. El Movimiento

Les presento un nuevo BGB (Blogless Guest Blogger). Se llama Luis Escudero y por el texto nos enteramos que es amigo de otro BGB, Teo Millán. Escuchen, por favor.

El fenómeno del 15M es un fenómeno digno de tenerse en cuenta porque supone, de una forma sencilla, casi de pura presentación, una declaración de valores, que no pretenden ser nuevos sino que, por unas razones u otras están en desuso dentro del juego político-ciudadano. Y, me parece, que no es un problema de juzgar sino, simplemente, de “presentar” lo que debe ser.

Creo que aquí radica la importancia del fenómeno: “Yo no digo lo que debe ser, no doy doctrina, simplemente lo muestro”. Porque realmente de doctrinas estamos hartos pero, a cambio, si sabemos, aunque quizás no lo sepamos expresar con claridad, qué es lo que queremos, cómo deben ser las cosas, qué tipo de acciones son válidas y cuáles no, qué admiramos y qué despreciamos, cuáles son los valores por los que estamos dispuestos a movernos y cómo existen otros que nos resultan indiferentes o, incluso, nos repugnan y consecuentemente no nos inducen a nada, salvo al rechazo.

Por tanto, por el mismo “presentarse” del fenómeno, no es necesario que existan documentos escritos básicos ni resúmenes doctrinales ni, siquiera, declaraciones de principios. Es más, yo diría que cualquier documento escrito nos distraería del propio ser de la cuestión. Más bien debe ocurrir lo contrario, que lo que es la pura presentación nos haga ignorar lo que se dice. Algo así como lo que el poeta Jaime Salinas decía de la mujer de la que estaba enamorado: “Lo que eres me distrae de lo que dices”. Sigue leyendo

Compartir un taxi

Ahora que todos los candidatos ya elegidos para puestos en las administraciones locales o autonómicas claman que nadie como ellos va ejercitar la virtud de la austeridad, quizá interese la anécdota que se desprende sin ninguna pretenciosidad de una columna de Christina Romer aparecida el 21 de mayo en el NT y que me llega a través del blog de Mankiw.

La columna está dedicada a reflexionar sobre el porqué los políticos esatadounidenses siempre dicen apoyar un dólar fuerte. Para entrar en el tema con ojos claros y limpios la que fue la primera presidenta del Board of Economic Advisors con Obama escribe lo que sigue:

In November 2008, I was sharing a cab in Chicago with Larry Summers, the former Treasury secretary and a fellow economic adviser to the president-elect. To help prepare me for the interviews and the hearings to come, Larry graciously asked me questions and critiqued my answers.

Para nuestra mente carpetovetónica hay en este párrafo dos lecciones.

La primera es que hasta allí hay algo aí como las oposiciones en las que necesitas un iniciador en el rito por el que hay que pasar para ser servidor público. La Romer contaba con Summers, un verdadero insider aunque no muy diplomático tal como se vio en su metedura de pata como Presidente de Harvard hace ya bastantes años cuando aseveró que las mujeres no estaban tan dotadas como los varones para las ciencias o la matemáticas. Le costó el puesto.

Pero olvidemos todo eso y vayamos con la segunda lección. Es en efecto edificante que semejantes personajes, dos de los más influyentes en la economía del mundo en los últimos años, compartieran un taxi como si fueran como un Revilla cualquiera que, como sabemos, tomaba un taxi para visitar la Moncloa con una caja de anchoas de regalo.

El resto de la columna es ya más estándar aunque siempre es divertido escuchar la desmitificaión de tópicos por parte de quien sabe y no pertenece al sacerdocio del rito. Cristina Romer insiste correctamente en que el dolar es un precio como cualquier otro. ¡Pues claro!

Bodleian Library

Hay que ser un profesor de Oxford con casa en la Provenza para publicar lo que publicó ayer John Kay en el FT sobre el informe Hargreaves sobre propiedad intelectual. Es imprescindible leerlo pues entre otras cosas representa el espíritu que uno tarataría de encontrar detrás del 15 M. He aquí la traducción de tres líneas del primer párrafo:

Ian Hargreaves concluye que el regimen existente de propiedad intelectual, lejos de ser una fuente de innovacióny crecimiento, les pone obstáculos.

El razonamiento es el tantas veces apoyado en este blog y en general en los escritos de los indianos, pero lo curioso es que compara los intentos de saltarse sistemáticamente las leyes por parte de los grandes piratas del momento como losesfuerzos que hizo Sir Thomas Bodley para crear su famosa biblioteca.
Esto podría ser un buen tema para debatir en Asmblea en Sol pues no está claro si los intentos de Google y otros por digitalizar todos los libros del mundo son encomiables pues apoyarán la innovación y el crecimiento o se trata más bien de la verdadera piratería a gran escala que prepara a estas empresas para ganar lo que otras ganaban y ganan con la gestion actual de los derechos de propiedad intelectual.

Esta duda y el hecho de que este informe provenga del conservadurismo sería un magnífico tema de debate en las asambleas de los indignados.

Luis Angel Rojo

Ayer falleció Luis Angel Rojo el primer conferenciante que llenó el aula magna de aquella incipiente Universidad Carlos III para hablar del futuro económico de los países del este después de la caída del muro de Berlín.Era un catedrático famoso incluso en el País Vasco, pero ni fue mi profesor, ni me consiguió una beca para irme fuera, ni me apadrinó en lo que todavía era una profesión vetusta, ni estuvo en mi tribunal de oposiciones.

Sin embargó coincidí con él en diversas ocasiones digamos que académicas. Recuerdo con especial espanto una oposición en que ambos, entre otros, estábamos en el tribunal y en la que yo era pivotal. Me afeó, justo antes de abandonar dignamente la oposición y en un aparte, no votar en línea con él y hacerlo en la dirección de la mayoría que él, así me lo dijo,consideraba gentecilla. No creía en la posibilidad de redimir la Universidad en España y de ahí que utilizara su poder en el Baco de España para montar lo que todos llamábamos el pisito de Rojo, el embrión de lo que ahora es FEDEA. Esta renuncia a hacer algo por la Universidad me indignaba. y, sin ambargo nunca pude dejar de simpatizar con él. Aceptó con sentido del deber formar parte de una especie de comisión de sabios que constituímos para dar el visto bueno a los primeros profesores de la Carlos III a quienes teníamos permiso oficial para ofrecer doble sueldo durante los dos primeros años.

Espero que algunos de sus discípulos (era lo bastante antiguo como para tener discípulos) haga un obituario de su faceta académica pues me parece que la prensa oficial se va a centra en su faceta de banquero central y de su papel en poner en marcha el sistema de provisiones que le han hecho famoso. Dentro de ese ámbito yo me limito a recordar su buen hacer como presidente del jurado de los premios Rey Juan Carlos de Economía.

Curiosamente tengo la sensación de que entre él y yo había una corriente de simpatía totalmente inexplicable. Él a menudo recordaba en público que un día le llamé «objeto raro» en una presenatción que le hice en una conferencia en La Comercial de Deusto, y me permitía tutearle cuando sus alumnos más queridos no se apeaban del usted. Creo que le divertía mi frivolidad que él, confundido en esta ocasión como tantas veces, creía saber que era sólo aparente. Por mi parte lo que me hacía tenerle simpatía era la frase con la que, me contaron, comenzaba su curso de licenciatura:»lo único que les pido es que me dejen en paz». Ese carácter, que la frase revelaba, pertenecía a un mundo anterior que a mí me parecía totalmente literario.

Perplejidad: biodiversidad y CT

Ayer lunes terminó el seminario «La protección del conocimiento tradicional y su evaluación económica» organizado por el Dto. de Análisis Económico: Teoría Económica e Historia Económica de la UAM con el apoyo de la FUE. Forma parte del Proyecto conjunto entre la UAM y la UNAM denominado «Conservación, desarrollo, aprovechamiento social y protección de los conocimientos y recursos tradicionales en México».

Me gustaría reflejar aquí mi perplejidad ante alguos aspectos de las ponencias que he escuchado a Carmen Arguedas (UAM), Juan Carlos García Bermejo (UAM) y a dos investigadores sobre el terreno de una comunidad indígena en el estado de Michoacan (Jaime Navia y Gerardo Mora, ambos mejicanos trabajando en la ONG (GIRA) y en la Universidad Don Vasco respectivamente). Sigue leyendo

Tatuaje

En un momento dado, cuando Stephnie entró en el núcleo de su exposición sobre la interpretación psicoanalítica de Tatuaje, el silencio de la docena amplia de personas que asistían a su seminario se podía cortar con un cuchillo. Yo, niño de posguerra y afectivamente inválido, recuerdo la música de la copla deslizándose por el patio de la cocina al que también daba mi habitación. Enterarme hoy que quizá era utilizada como parte del luto prohibido correspondinete al duelo incompleto de los vencidos que no querían olvidar, pero que serían penalizados si no fingían ese olvido, me ha acongojado casi hasta el llanto. He recordado los códigos secretos de los nacionalistas vascos, una subespecie de derrotados, que poco a poco empecé a reconocer sin que nadie me los explicara en aquel miedo silencioso que pesaba como una montaña. Leer Tatuaje en esta clave es la aportación de Stephnie Siehburth. Dar voz a los que son mudos por decreto es pues algo que se puede hacer o, mejor dicho, que ocurre, con independencia de la intención del autor o autores y de quien actúa de megáfono.La voz llega y quizá llega más límpidamente cuando no se busca con demasado denuedo. ¿Quien es la Conchita Piquer de los indignados de Sol?

Continúa Teo Millán:Estética, ética y poilítica del 15 M

La estética contemporánea se identifica por dos elementos diferenciales; su carácter de juego participativo y su focalización en una crítica de los fundamentos de comprensión del mundo (de la “distribución de lo sensible”, en terminología de Ranciére).
De acuerdo con esos criterios, el movimiento 15-M tiene una marcada sobredosis estética. No solo ha logrado encauzar el sentido participatorio de unas generaciones hasta hoy marginadas de lo político, sino que ha cautivado su imaginación. Lograr traspasar el sentido de la frustración y germinar un sentido utopista, que no utópico, es condición sine qua non para que los ciudadanos estemos dispuestos a afrontar el coste de contribuir en lo público. Sin ese sentido, la necesidad de recompensa por el servicio, deja un vacío en el estómago del supuesto colaborador cívico/político solo rellenable mediante el lucro privado a expensas de lo común, que da paso a la corrupción y los abusos.
Por tanto, el utopismo del movimiento ha de ser bienvenido. En su defecto, el pragmatismo acaba contaminado por lo prosaico.
Pero no solo se ha vehiculizado la necesidad de participación de muchos ciudadanos frustrados por el discurso ofrecido por los partidos institucionales, sino que esto se ha hecho desde el sentido de que por su mera presencia, el propio movimiento tiene una significación que trasciende a los contenidos que articulan sus portavoces. De hecho, es hoy más importante que el movimiento sea una instancia de expresión popular, que el sentido de las reivindicaciones en que se concrete. Sigue leyendo

SOL Y RENTAS

Queridos amigos, os quedo muy agradecido por vuestro comentarios al post de ayer sobre 15 M. Trataré de contestaros a todos directa o indirectamente en este post.

Es posible que la descripción factual de lo que está pasando os de la razón a los escépticos y también que yo nunca me haya curado de la rendija de luz que representó para mí el 68. También es posible que crea que mi necesidad higienica de pensar al bies, como la que delinea Rorty, es general cuando es muy posible que sea un simple resabio de una educación jesuítica, antigua y muy particular. Y desde luego es muy posible que haya gente que ya lo ha hecho, eso de pensar al bies, y que ello les lleve a no estar en Sol.

Y claro que también es posible que haya entre los manifestantes de Sol muchos ex-tenedores de rentas o gente que pretende hacese con alguna exigiendo al Estado que se la conceda como si fuera un derecho. Esa parece ser una costumbre habitual y muy generalizada.

Pero a diferenecia de otras actividades de rent seeking esta actividad semi tribal que observamos ( en mi caso de lejos) colabora al mismo tiempo a eliminar otra renta que a mí me parece más dificil de disolver y sin embargo crucial y lo hace mediante la competencia como dios manda.

Me refiero naturalmente a la renta que se genera por la imposicíón de unas conceptualizaciones definitorias de un cuadro mental del que uno no se puede salir. Se trata de las rentas que se generan en favor de quien impone las reglas del juego o del que define la agenda de una reunión negociadora. Esas reglas o el orden en esa negociación son muy importantes para llevarte el gato al agua, como lo es el orden de intervención en un debate para que a uno le den la razón. Este es un micropoder muy oculto que sin embargo está ahí en todo momento.

De la misma forma la imposición de una forma determinada de pensar (por ejemplo utilizando las curvas de oferta y demanda) hace muy dificil algunos análisis en los que los factores que afectan a uno u otro concepto no son fáciles de separar, como sería por ejemplo, pienso yo, el caso del sistema de relaciones laborales que a mi juicio está mal entendido cuando lo miramos como el mercado de trabajo.

Ojalá el movimiento 15 M sea realmente tal y florezcan mil maneras de mirar a la democracia y, en defintiva, a las formas de convivencia. Alguna nos ensanchará el alma.

Os reitero mi agradecimiento.

15 M

Esta especie de sentada redentora está siendo remarcada y subrayada por la prensa internacional además de haber sobrepasado la prensa escrita en lo local y haber empezado a invadir la red. Según conocidos que han ido a explorar la sentada en la Puerta del Sol en Madrid los acampados son simplemente una colección de perroflautas. Justamente por eso me han entrado las ganas de defender el movimiento y hacerlo desde el principio o desde lo profundo que, como se sabe, está en la superficie de las cosas. O quizá es que ya solo hay sitio para lo que se llamaba profundo en lo superficial, el resto de las localidades, más caras, habiendo sido ya agotadas.

Creo que el 15 M es un movimiento en medio de una campaña, electoral en ese caso. Y la distinción es pertinente pues explica parte de la incomprensión que percibo. Rorty hace esta distinción en un trabajo (de lectura obligada) del que destaco el siguiente párrafo reconstruido en el que no aparece como muy simpatizante de campañas de cualquier tipo aunque fueran exitosas:

Los movimientos por el contrario, ni tienen éxito ni fracasan. Son demasiado amplios y demasiado amorfos para hacer algo tan simple. Comparten lo que Kierkegaard llamó «pasión por lo infinito». Buenos ejemplos serían el cristianismo y el marxismo…… Los movimientos… exigen aportaciones de todas esas áreas de la cultura. Las necesitan para proveerse de un contexto más amplio dentro del cual la política ya no es simplemente política, sino la matriz de la que surgirá algo así como «el nuevo existir en Cristo», o «el nuevo hombre socialista» de Mao. La política de movimientos…. asume que las cosas podrían cambiar completamente, que surgirá una belleza extraordinariamente nueva.

He oído que se discute el posible parentesco entre este movimiento del 15 M y la primavera árabe que moviliza a la juventud de algunos países mediterráneos y también he escuchado la crítica aparentemente obvia de que ahí no hay libertad y aquí sí, de que allí no hay democracia y aquí sí tal como se manifiesta justamente en la campaña electoral que toca a su fin, pero que no parece vaya a poner punto final a la protesta difusa del movimiento Democracia Real Ya!.

Es seguramente cierto que en el origen de este movimiento estén las obscenas diferencias de ingresos, la ayuda oficial a l sistema financiero o la ausencia de porvenir para esos supuestos perroflautas que abarrotan la Puerta del Sol. Pero mi punto de partida es que debiéramos afinar el oído por si acaso hay algo más. Escuchemos lo que decía ayer Teo Millán en las últimas líneas de su post:

……una elecciones a las que concurren como candidatos más de 100 imputados en procesos civiles-penales. Una situación en que lo político busca anteponerse en su validez a lo meramente civil. Mientras en la opinión pública surge un clamor de deslegitimación política por ese hecho.Tal vez no falta como en el caso de Edipo, la componente moral, por la que los imputados, con independencia del veredicto de los jueces, comprendan que hay una deslegitimación absoluta por el mero hecho de haber quedado contaminados por las causas abiertas. Efectivamente, no basta con las apariencias en la mujer del César.

De ese párrafo inferimos que ante la evidente falta del componente moral, el movimiento podría ser oportuno. No dice que no Natalia, pero, en cualquier caso, mira al movimiento con un ojo severo al que dice que haga el favor de tomar la vida en sus manos y que cada miembro, solo o en comandita, haga algo por sí mismo:

En este minuto lo que parece que es obligatorio hacer es alabar una organización espontánea basada en el uso de herramientas digitales. Bien, como movilización ha prendido, es caso de éxito, es emocionante en sí mismo. Volvemos al fondo de la cuestión, ¿dónde están las propuestas? Sí, por un lado está la democracia más real, la articulación de formas de participación más directas, en algunos artículos hasta se podían encontrar alusiones a la pluriarquía. Sin embargo, esto requiere hacerse una pregunta previa, pensar en el «quién» para poder delimitar un demos, y la pertenencia al demos exige un compromiso, algo que hace tiempo se ha dejado de trabajar.

La reconvención moral y política de Teo y el distanciamiento y recriminación de Natalia dejan, creo, espacio para una reflexión diferente y seguramente complementaria. Esta reflexión nos hace volver a hablar sobre el poder, los micropoderes aparentemente asépticos que sin embargo son ejemplo evidente de que la disipación de rentas no ha hecho su trabajo. El listado de micropoderes sería larguísimo, desde patronal y sindicatos a los medios de comunicación pasando por la inteligentzia y por la «gente honrada». Todos ellos generadores de rentas que, encima, son legales y éticamente impecables. Estos micropodres son los que sin nombrarlos rechaza la actitud de los acampados aquí y allí tratando de articular en un lenguaje nuevo el grito del dominado, el lamento del privado de todo, del excluido de reconocimiento como nos dice Teo en post de ayer, pero excluido especialmente de lenguaje en un mundo en el que la retórica dominante ya ha abarcado todo medio expresivo y deslegitima cualquier intento de participar en la conversación general que, en consecuencia, no es que sea aburrida, sino que no existe. La Puerta del Sol está llena de dominados y excluidos, además de parados y sin porvenir. Son como aquel Homo Sacer de Aganbem que puede ser asesinado sin responsabilidad penal pero que no puede rebelarse sin que alguno de esos micropoderes le reduzca a su estado natural de infusorio. No hay mejor ejemplo de esta situación vejatoria, de la denegación de la palabra, del no reconocimiento, que la suave bronca que les caído encima hoy de labios de Esperanza Aguirre porque adjetivan la democracia, como hacía Franco (democracia orgánica) o el socialismo real (democracia popular).

No, no hacen propuestas, Natalia, pero reivindico aquí la fuerza de lo negativo tal como hizo Savater allí por su juventud. No creo en las propuestas que no salen de una buena rabieta que anuncia la lucha por ocupar un lugar. Seguramente quedarse ahí es inane y patético, pero admitir los horizontes que se dibujan en el lenguaje oficial es una entrega a la fatalidad y una renuncia a la redención o la sed de absoluto. Son de estas rabietas de donde salen formas nuevas de vida y de entender quienes somos. Les doy la bienvenida en buena parte, supongo, porque me rejuvenecen. Me gustaría tener una guitarra, saber tocarla e ir esta noche a la Puerta del Sol para cantar little boxes que ya no está en You Tube porque se han detectado infracciones de derechos de autor. ¡Mira por donde! Sin embargo su letra dice mucho del desencanto de los que ahora llamamos perroflautas porque no se acomodan ni a la meritocracia ni a los valores simpáticos que representaban los años cincuenta por medio de la voz de Frankie Lane que, ¡claro está! sí que puede ser ecuchada aquí.