en maxiposts

De vuelta

Han sido solo unos días, pero ya he vuelto y con cosas que contar. Ya llegarán, pero lo que ahora importa en cualquier caso es que ya se pasó el influjo de la luna o el brote paranoico. Más bien lo que ahora me ocurre es que no me importa mucho casi nada de lo que está más acá de algunas noticias que estos pocos he leído en mi refugio secreto. La Merkel ha sido derrotada, las previsones para el PIB futuro de Alemania son pesimistas como corresponde a la enfermedad alemana de la que hablaba hace unos pocos meses, el partido de “Sarko” ha sido derrotado y parece que esto de la exaltación de la libertad se extiende a Siria. En esto último está teniendo mucho que ver el trabajo de Paul Baran que ha muerto ayer, tal como se recuerda aquí y aquí.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Webmenciones

  • La desaparición el chatarrero original « Juan Urrutia

    […] De vuelta de París creí haberme recuperado del brote de paranoia que me hizo huir. Habiéndose ya zanjado la incertidumbre sobre el destino de Sortu a favor de la tesis de Rubalcaba pensé que ya no tendría que preocuparme de decidir cada mañana y cada tarde el camino por el que voy de casa a la oficina o al revés jugando con las dos crescents que se me ofrecen, la primera con la concavidad al este y la segunda, después de cruzar una calle orientada este-oeste, con la concavidad hacia el oeste. […]