en maxiposts

True grit

Marisa piensa que se trata de una parodia del original y perdona todas las incoherencias de esta remake que se han permitido los hermanos Coen. Yo, por mi parte, no sé si tratan de parodiar o qué es lo que pretenden, pero todo me parece un poquito desplazado, solo un si es no es, pero suficiente para que todo huela a falso. Desde las explicaciones del marshall a Matti sobre su vida afectiva, pasando por imposibilidad de que un Mat Damon de piel fina sea un ranger de Texas, hasta el vadeo de un río sin mojarse o que se repita dos veces la misma toma de Matti en la cama con la vieja, todo contribuye a la sensación de falta de consistencia. Sin embargo recuerdo una frase que me gustó: “Nada es gratis salvo la gracia del Señor”. Y es esta gracia lo que le falta a esta nueva versión. Los hermanos Coen se han profsionalizado y ya no disfrutan de la sensación de facilidad e infalibilidad que la gracia, disfrazada de amateurismo, trae consigo.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. No podría estar más de acuerdo. Vimos True Grit hace unos días y donde veo una película técnicamente impecable (los Coen son ya maestro de eso de hacer cine y Jeff Bridges es una debilidad poco secreta que tengo) no veo la genialidad que hace de Fargo una joya, la que hizo de Jeff Bridges, en la piel de The Dude, una debilidad (in)confesable.