en miniposts

Ayer y hoy del cine

El domingo ví La Red Social y ayer por la noche me quedé enganchado a Dr. Strangelove. Casi 50 años de la historia del cine han transcurrido entre esta dos producciones y la forma de construir una película ha cambiado radicalmente. Ayer todo era limpieza visual mientras que hoy la pantalla nos hace pensar que tenemos cataratas. Ayer los guionistas construían una historia con contornos discernibles, hoy todo es confusión. Ayer el humor era más que humor, era una declaración de principios, hoy no tenemos “nada que declarar” como si fuéramos contrabandistas tratando de engañar al aduanero. Pero soy injusto con la comparación pues ¿qué se puede hoy comparar a Kubrick y a Sellers? Por cierto, cuando veo a Sellers en cualquiera de sus disfraces me veo a mí mismo, tanto es el aparecido físico. Especialmente con gafas de concha.

Escribe un comentario

Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.