Premio FUE a la Diversidad en investigación económica

Recojo literalmente el acta de jurado del Premio FUE a la diversidad. Se puede ver aquí, pero la reproduzco aquí para que se lea más. Está firmada por Claude D´Aspremont, Salvador Barberá y Juan Urrutia y dice como sigue.

The FUE-Diversity Prize Committee is happy to announce his decision to award the 1rst Diversity Prize to Professor Alan Kirman.

This is to acknowledge the wide range of interests, the broad views and the quality of Professor Kirman´s research, as well as the variety of his pioneering contributions.
His work covers many fields, from mathematical economics and microeconomics to macroeconomics and international trade.
He has written at the highest theoretical level, while also pioneering in the detailed empirical analysis of specific markets.
He has been a contributor to the hottest lines of research, while at the same time also opening new and yet largely unexplored avenues.

To elaborate on the richness and variety of Professor Kirman´s work, let us mention that:
– he has cultivated normative economics, contributing to the theories of fairness and social choice;
– his work on the representative consumer and on the core place him among the most sophisticated contributors to the
Golden Age of General equilibrium theory;
– his early work on trade and his recent one on volatility and bubbles mark his continued concern to address the world’s most pressing issues and to shed light on them from a creative angle;
– he has been active in the discussion of scientific policies in Europe and their impact on economic research;
– finally, he has been pioneer in the incorporation to economic research of new ideas, at early times in their development: this includes his early work on learning, on networks and on the study of markets.

For all of this, we are proud to announce the concession of this diversity prize to Professor Alan Kirman.

As an addendum to the decision, we also want to say that there were other highly qualified candidates. We thank them, and the colleagues who presented their applications. Their participation made our task more difficult, but it holds the promise that this prize can continue to be awarded to high level economists for years to come.

The jury reccommends that all researchers who were already presented as candidates be retained as such for the next edition, in addition, of course, to any others who might be proposed.

Since the decision was backed by an in-depth bibliometric study, we had a rich discussion about the objectives of the prize, the different possible meanings of diversity and the variety of methods to quantify it in terms that also give weight to quality.
The Foundation intends to keep improving the methodology used to build a diversity index and hope to get inputs from the ASSET community regarding this issue.

Terror manchego.

Pararon en el parador de Albacete, entre Alicante y Madrid para comer y para que ella comprara cuchillos. El camarero principal apenas se digna mirarles y cuando se digna lo hace con odio o, al menos, con cierto desprecio. Su cara es una mezcla de aristócrata y de ganster. «Se parece a un cruce del duque de Almansa y Elli Wallace», piensa él y este pensamiento parece hacerle gracia pero la sonrisa se le congela en los labios cuando este híbrido le impacta con su mirada reprobadora. Al pagar le pasa la Visa, pero el aristócrta gansteril le exige el DNI. Lo exmina con una atención malasana; se lo devuelve con una evidente falta de educación y se aleja con el DNI. El se vuelve a su pareja. Está pálido y musita: «es él, no tengo duda. Pensé que no había salido todavía.¿Crees que nos habrá reconocido?»

ILUMINACIONES. XXXII:Houllebecq on the beach

La entrega del Premio FUE a la dIversidad se demora hasta mañana debido a que el premidao no ha podido llegar a Alicante a causa de los controladores aéreos franceses. Esto me deja tiempo para pasear por esta ciudad mediterránea con cierto relajo, pero solo hasta que comienzo a ver un Houllebeck detrás de cada palmera en la playa del Postiguet con ojos obscenamente desesperados. Creía haberle visto desayunado en conversación triste con Serrat en el comedor del hotel, pero ahora estoy seguro que es él cuado veo a ambos otra vez en una terraza del muelle de Levant y me lo cruzo, a él sin el nano, por el paseo que lleva hacia la playa de San Juan. Va acompañado ahora por una mulata discreta. Más tarde lo encuentro de nuevo enseñanado sus muñones a cambio de una limosna en casi cada esquina y detrás de cada uno de los innumerables tenderetes de venta de lotería. Su mirada sigue tan ansiosa como si estuviera en Irlanda y no cegado por esta luz infernal. Le veo tomar el ferry camino de Argelia y me topo con una manifestación de mujeres que reivindican para él un reconocimieto a su aportación al conocimiento del cuerpo de ellas, las mujeres. El sigue extremadamente delgado a pesar de los helados de turrón que consume sin parar siempre acompañado de la mulata que sonríe beatíficamente como si estuviera totalmente satisfecha. Pero a él le falta algo pues mira de reojo, con un ojo lleno de deseo, a las vijas jubiladas de toda europa que consultan la sección de Bolsa de su periódicos de origen. Ellas se exhiben en unos gimnasios improvisados en la arena y Hullebeck se extasía. Yo no puedo mantener esa excitación que su enjuta cara transmite y me retiro a mi hotel a preparar mi intervención en el acto de entrega del Premio. Hablaré de los parques de ancianos que arrastran a su alrededor multitud de médicos y quiroprácticos que a la hora del atardecer se pasean con pelucos de oro por la rambla y el paseo marítimo.

Con un cierto retraso…

…les ofrezco el artículo que aparece hoy en La Mirada del Economista de Expansión. Se trata, en realidad, de una versión ampliada del artículo en papel. La actualidad manda y el cambio de gobierno ha ocupado un gan espacio de forma que columnas como esta, que no hacen referencia directa a la actualidad deben esperar su turno. Por otro lado la palabra es cada vez más costosa para un periódico on line de manera que tengo que aprender a practicar la concisión, una virtud que admiro.

DESLOCALIZACIÓN Y EMPREDEDURISMO

En este estadio de la crisis en el que nos encontramos, dominado por los problemas de endeudamiento, hay dos vías de salida necesarias, una relacionada con la Sociedad, estructurada en lo que llamamos la cosa pública con su correspondiente gobierno (Gesellschat), la otra mucho más con la Comunidad como forma de sociabilidad menos estructurada aunque fuertemente cohesionada ( Gemeinschaft). La primera tiene que ver con la manera actual de entender el comercio internacional y con el nuevo modelo productivo. La segunda vía de salida también tiene que ver justamente con ese nuevo modelo productivo, pero más en concreto con el emprendedurismo que es necesario fomentar antes de que la situación se torne realmente peligrosa para la paz social. Sigue leyendo

El sueño de un amigo

Que sueñen con uno es un honor inquietante. Este es el sueño que me envia JDJ. «Esta noche he soñado que nos cruzábamos en una carretera de montaña en los Alpes. Yo bajaba a toda velocidad por una vertiente
empujando un carrito con un niño que si mal no recuerdo no era mío. Y al llegar al valle me crucé contigo haciendo eses en un monopatín con el pelo al viento y un estilo de surfero impecable. Quise seguirte pero no fui capaz…» Los que me conocen comprenderán que lo de «el pelo al viento» me llega al alma.

Poesía humorística

No sabía que hay como un género literario de ese nombre. A mí me parece como una herejía, pero como éstas, las herejías, son muy sanas supongo que la poesía humorística podrá resultar desestresante. Buena parte del humor consiste en jugar con la ambigüedad del lenguaje y en dar la vuelta a las frases hechas. Pensemos en eso de que «nada humano me es ajeno». Parece una gran virtud especialmente si la traducimos al inglés: «nothing human is allien to me». Ahora pensemos en el poeta humorístico Ogden Nash. Se le atribuye la sigiente joya: «Nothing allien is human». Lo decía refiréndose a los comités que por estar tan llenos de personas acaban siendo inhumanos. Creo que prefiero mi poeta épico del exilio.

ILUMINACIONES. XXXI: La venganza del negrero

Me escribe Quim B., conocedor de algunos de mis scretos y me envía este link que tiene miga y llega en un momento oportuno por dos razones: he sido negro y empleo negros.

Es decir soy un negrero de la peor calaña, pero todo ello dentro de un orden que es el que se viene a romper con el enlace que me proporciona QB y que él mismo titula «Say it loud — I’m black and I’m proud». Y esa ruptura me ilumina y me desparrama.

Fui negro de otros a los que finalmente denuncié en un acto de venganaza totalmente comprensible pero que debí haber evitado pues perdí la clientela potencial. Es lo que tiene la venganza que es totalmente desmesurada, que no se para en medir las consecuencias de nada. Muy buena parte de lo que se llama enseñanza moral es nada más que el esfuerzo socialmente mediado de encontrar o construir las normas de la venganza, normas importantes pues preservan la cohesión social aunque ésta esté construida sobre una represión inacepatable para muchos de nosotros.

Pero más dificil de entender es el uso por mi parte de negros tanto para mi (es un decir) obra, tanto la académica como la divulgadora o la semiliteraria que ahora empiezo …,a un precio. Podría utilizar los servicios que se ofrecen publicamente en el anuncio descarado que me envía Quim. Quizá lo haga pues las tasas parecen razonables y la discreción garantizada, aunque esto nunca se sabe…Pero, de hacerlo, no lo voy a hacer por estas razones prácticas sino por una especie de venganza más refinada que la mera denuncia, propia del capataz resentido, de aquellos a quienes serví en algún momento.

Utilizar abiertamente negro o negros para elaborar mis publicaciones me permitiría aparecer como alguien por encima de la sacralidad del acto creativo. Podría mirar hacia abajo a aquellos que hacen de su escritura la esencia de su personalidad. Son estos autores revestidos de su capacidad divina los que nos somenten a una humillación diaria y particularmente punzante. Nos tienen sometidos y aherrojados con unas cadenas realmente férreas e imposibles de romper por medios naturales. La emancipación exige medios artificiosos y sorprendentes para ese enemigo al que no nos permitimos encarar ante el temor de la ira de un dios poderoso, el de los creadores, quizá dioses ellos mismos.

Finalmente encuentro la ocasión para actuar con total desmesura. La ocasión , de hecho, de romper gratuitamente el último código del honor. Me sentiré totalmente libre cuando aparezca la próxima publicación con mi nombre de autor y la cita en la introducción de la empresa negrera o del nombre propio de los negros que realamente hayan escrito mi obra. Por fin un acto realmente poético y radical. No solo estoy orgulloso de ser un negro, estoy radiante y como coronado con una rama de laurel por ser un negrero que tanto negrea como es negreado. Como todos.

Noticias raras del fin de semana

Los fines de semana hay más tiempo y menos stress lo que permite fijarse en el lado chusco de las noticias o las opiniones. Me han llamdo la atención dos de ellas y también una columna del ABC.

La primera hace referencia al paro. Se usa como slogan electoral. Y se dice por parte del PP de Canarias, desplazado del gobierno regional, que el PSOE es el partido del paro. Sí que durante el tercer mandato de Felipe González el paro alcanzó una tasa del 23% a principios de los años noventa y sí que ahora en este segundo mandato de Zapatero se ha batido el record de número de parados. Sin embargo también es cierto que en el primer mandato de Zapatero se alcanzó la tasa de desempleo más pequeña desde la transición. Y también tendríamos que admitir que hay que distinguir entre tasa de desempleo y número de parados , una distincion que depende de la población activa. Si no lo hacemos podríamos decirque los EE.UU.de America es el país del paro, lo que sería algo confuso y, desde luego chusco.

La segunda noticia es más política y se refiere a ETA. Entre todos los comentarios sobre la posibilidad de una bienvenida renuncia a las armas nos encontramos con que, también el PP, nos dice que este gesto sería bueno para los idependentistas pues nada es peor para los fines del nacionalismo que la lucha armada. No se entiende bien esa condescendencia con el independentismo. Parecería como si lo malo del terrorismo fuera que debilita la posibilidad de alcanzar la independencia cuando parecería obvio que lo realmente malo es que mata. Chusco.

En cuanto a la columna del ABC, me refiero a la de Jon Juaristi en la edición del domingo. Ironiza sobre el reciente libro del senador del PNV Iñaki Anasagasti quien , por lo visto, escribe que querría una república confederal para no sentirse incómodo en Madrid. Con su ironía Juaristi nos hace ver que Madrid está lleno de vascos que se rodean de muchas señas propias de identidad que les son alcanzables porque los vascos llevan siglos en la capital de España. Pero eso, con ser bien cierto, no quita para que el deseo de un sistema confederal no sea encomiable. Pero dejo eso ahora y me fijo en que, en este caso, un nacionalista quiere para España una cofederación que, al poner a todas las regiones o CC.AA en el mismo nivel, si así lo desean, eliminaría el presunto privilegio de Euskadi. ¿Es esto chusco?

Oblicuity

El último libro de John Kay se llama así, oblicuity. Lo he pedido en Amazon y resulta que no sale hasta el año que viene. El título y la columna que escribió su autor en el FT, explicando que no conseguirás lo que quieres atacando de frente, me recurdan a la idea de la mirada, o el pensamiento, lateral, una forma de ver las cosas desde el diván que, por conformar y ofrecer un ángulo distinto, revelan algo que podría ser diferenete de lo que se ve estando de pie y afanado en los trabajos cotidianos. ¿Qué sería entonces mirar de frente? Parece algo como muy viril y en el caso de algunas personas hasta lo echamos de menos. Pero también es algo parecido a lo del «sentido común»:una tarmpa. Cuando uno mira de frente es como una coartada para no ver lo que uno no quiere ver y que se insinúa inevitablemente por el rabillo del ojo.